lunes, 13 de febrero de 2017

RAJOY, O COMO GANAR DOS CONGRESOS EN UN FIN DE SEMANA



  Pocas veces se dan estas ocasiones: que uno gane su congreso y que, además, sea el principal beneficiario del congreso que su antagonista celebra. Ese es el caso de Mariano Rajoy, que, sin despeinarse, gana el congreso del PP en la Caja Mágica, y se encuentra con que en Vistalegre II las consecuencias de que Pablo Iglesias arrase, significan que se le deja al PP todo el centro-derecha y en óptimas condiciones para erosionar de manera notable a CIUDADANOS, dejando el problema de la diferenciación y la propia supervivencia como partido al PSOE, ocupado así en otros menesteres que no en aspirar a ese centro sociológico que es quién da o quita el Poder en España. 

  Si, ganó Rajoy. Y no solo promueve a los representantes de la nueva hornada de líderes del PP, como Casado, si no que yugula, con el apoyo de las bases populares, las "cosnspiraciones" propias del TBO de ciertos espíritus inquietos por influir en el PP, vía eliminación de Cospedal. Luego el PP, en calma, en orden y con ganas de batallar. 

  Pero es que, con Pablo Iglesias a los mandos, UNIDOS PODEMOS solo seguirá el guión preestablecido por Iglesias, cual viejo -y trasnochado- comunista-leninista, de radicalización, de sectarismo y de exclusión, obcecados solo en demoler al PSOE pero, en absoluto, con ganas de llegar a disputar el Poder, o sea, llegar a La Moncloa, con lo que será el PSOE quién se encuentre en el atolladero, si, en la disyuntiva de o radicalizarse para no ser de "derechas" frente a UNIDOS PODEMOS, con lo que perderán el voto moderado (y ese voto moderado de cento-izquierda son muchos escaños...), o de volcarse en el centro, con lo que UNIDOS PODEMOS tendrá la ocasión de asaetearlos día sí y día también. Eso, sin entrar siquiera en considerar cual de los dos candidatos y MEDIA será quien gane. Luego en el tablero del Juego de Tronos, la ficha del PSOE no estará en juego por lo menos hasta el mes de Junio, y veremos en que estado de deterioro llega en ese momento a la partido. Desde luego, demasiado fracturada. 

Y un detalle más: aunque Rajoy diga que no va a adelantar unas Elecciones, creo que se debe tener en cuenta que, a partir del Mayo, la posibilidad de disolución de las Cortes será, de nuevo, una prerrogativa neta y operativa del Gobierno. Y en esas condiciones, toda negociación se torna más complicada, dado que esa espada de Damocles no la quiere el PSOE sobre su cabeza a ningún precio, luego ¿quizás serán, a pesar de la amargura, mucho más proclives a pactar con el PP asuntos trascendentes, asumiendo el ácido que sobre ellos verterán los de UNIDOS PODEMOS?. Ese es el dilema del PSOE

 Y que nadie se olvide: el veto tajante a cualquier fórmula de referendum en Cataluña dará muchos votos a Rajoy, junto con la evolución más que favorable de la Economía. Así que, cuando los vientos soplan de popa y la mar es propicia, ¿para que ansiar cambios, cuando sabe que, un año y medio más en La Moncloa, a Rajoy en esas condiciones le dan mas de 165 escaños?¿acaso no se dan cuenta los de las "izquierdas" doctrinarias que, en sus terribles disensiones como formaciones y sus fracturas trágicas internas, le dan al PP muchísimas opciones de volver a ganar y de calle unas Elecciones Generales mientras se va aproximando lentamente la fecha de las Autonómicas y Municipales (allá por el 2019),  uno de los objetivos más codiciados por el PP, para recuperar claramente esas alcaldías y Comunidades que, aún ganándolas en el 2015, las perdieron de facto por los pactos PSOE-PODEMOS-IU, circunstancia esta que no se volverá a repetir?. 

  Tiempos apasionantes, pleno de nerviosismos para muchos, pero con un Rajoy tranquilamente a lo suyo y fumándose un delicioso puro mientras los demás se desangran en peleas que lejos de amainar, arrecian cada día. 

 Saludos cordiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario