jueves, 12 de enero de 2017

¿Y POR QUÉ NO PUEDE HABLAR AZNAR SIN QUE SEA MALO PARA EL PP?



   Raro es el día que no sale Aznar o FAES en algún periódico y, como consecuencia, más raro es aún que cualquier declaración que haga no levante una polvareda, preludio claro de hipotéticas desavenencias cuando no adviento de una posible división en las huestes del PP. Pero, conociendo al personaje y considerando que él fue el refundador de esta formación, desde su paso de AP a lo que hoy es el PP, ¿de verdad cree alguien que Aznar sería capaz de traicionarse a sí mismo de una manera tan vulgar y ladina?. 

  Aznar no es persona fácil de manejar, en absoluto, pero da mucho juego con sus dichos y hechos en este panorama político español, abonado siempre a cualquier atisbo de disidencia, y, con esos mimbres, ¿que medio se resiste a no correr para ser el primero en dar la primicia, aunque esa primicia sean unas conclusiones absolutamente diferentes al sentido que Aznar haya expuesto en cualesquiera de sus intervenciones?.

 Porque para esas gentes, primicias, es sinónimo de pelea fratricida, de combate cruento, de hierro emponzoñado o de venganzas bíblicas. Pero ¿se han parado a pensar que Aznar, que conoce al PP al dedillo, que tiene sentido de Estado, que cultiva unas relaciones, tanto en el ámbito nacional como en el internacional de primera magnitud y que ya viene de vuelta en lo concerniente al anhelo del sillón presidencial, solo desea ser ese faro que orienta y no ese látigo que destruye al PP?. Y repito: sin TU TÍAS NI TUTELAS, como le dijo Fraga en la refundación. 

 Y es que, además, creo muy oportuno su papel de guardián de las esencias, de ser esa voz clara que ayuda - por que él no decide- al PP a ser eso, Partido Popular y no una amalgama de gentes sin armazón ideológico alguno, fenómeno que, cada día, comprobamos en esa izquierda fraccionada y sin ideología o en esos partidos nuevos que vinieron a regenerar sin saber ellos mismos que, los primeros a regenerarse, debían ser ellos, y que esa pretendida regeneración debería centrarse en sus anteriores vidas políticas, muchos de ellos en el PP y otros muchos en el PSOE

  Por que si alguien tiene autoridad moral para hablar del PP, de sus fortalezas y debilidades, si alguien se puede permitir el lujo de dar consejos honestos al primer partido de España, si alguien no necesita acreditaciones para poder expresarse a la hora de exponer lo que es la esencia del PP, de su ideología y del talante de sus militantes, es él, Aznar, que, recuerdo, batalló en demasiadas campañas electorales y conoce lo áspero de La Moncloa, si, pero sin ambiciones de segundas partes que él sabe perfectamente, nunca fueron buenas. Y de Aznar se podrán decir demasiadas cosas, pero no que sea lerdo, fútil o vanidoso. 

  Y sí, para mí, es bueno ese tutelaje de las esencias del PP por parte de Aznar y en ello no olfateo traición cobarde alguna contra SU PARTIDO por su parte y en ningún caso, pero si debo decir que me causan una mezcla de pavor y de rechazo algunos quienes, en el pretendido nombre de Aznar, ansían ser los ayudantes de guardián de esas esencias, curiosamente,  gentes cuyos tiempos políticos ya pasaron y, peor aún, de esos voceros que cacarean desafinados los "buenas nuevas" que, quizás, para sus cuentas corrientes se avecinan si es que Aznar cometiese una locura. 

Por lo tanto, si el PP es inteligente, aceptara el papel independiente de FAES, y ello no significa el estar plenamente de acuerdo con sus vaticinios, pero si atentos a sus orientaciones, aunque ese papel de FAES, de vez en cuando, no sea del todo agradable de oír: no se es mejor consejero si guardas los silencios en vez de hablar cuando procede y de manera clara. Solo de esa manera el PP tendrá la ventaja de poder adaptarse mejor cada día a las nuevas necesidades de un mundo en permanente y acelerada mutación. Y en ese mundo, de manera similar a la navegación en aguas turbulentas, sin una buena brújula, experiencia y disciplina...mal rumbo, antesala de la zozobra. 

 Saludos cordiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario