lunes, 19 de septiembre de 2016

NO ES SERIO: CUANDO HAY QUE DEFINIR EUROPA, LOS PERIODISTAS SOLO PREGUNTAN A RAJOY, POR RITA BARBERÁ




A veces creo que se regalan los carnets de periodistas o que se reparten a puñados en las Fiestas Mayores de nuestras ciudades, dada la "catadura" por no decir la CARA DURA de la gran mayoría de ellos.

 Esos periodistas, que pretender ser los notarios de la actualidad, el fiel contraste de lo que nos acontece o los aurúspices de lo que devendrá, sobre todo en el ámbito de lo político, se tornan en meros sicofantes, si, acusadores a sueldo de terceros, en cotillas de lo que ni saben y, menos aún entienden, en definitiva, en corre-ve-y-diles, que diría nuestro gran clásico, aquejados del mal de los pavos en Navidad: corretean alocados, pero sin cabeza. 

 Si, se que es una definición demasiado dura, desde luego, nada elogiosa de una profesión con escaso futuro. Escaso por que:

-- hoy somos los ciudadanos los que captamos la noticia, antes y mejor que ellos, gracias a la revolución de las telecomunicaciones

--Somos millones los que publicamos, sin ánimo de lucro, desde todos los ángulos ideológicos posibles y a la vez

--Ninguno de nosotros, ciudadanos, pretendemos ser nadie ni ansiamos fama alguna, cosa contraria a esos plumíferos

--Por que nosotros, los ciudadanos, estamos a pie de calle, sencillamente POR QUE SOMOS ESA CALLE, y no ellos, que rara vez la pisan.

--Y, sobre todo, NI COBRAMOS por la noticia, ni pretendemos reconocimiento alguno

 Y la prueba más evidente de cuanto digo es el esperpento acontecido en la última reunión de la U.E, en la que se trataba de presentar el boceto de lo que será la Nueva Unión Europea, Unión de la que dependen y dependerán demasiadas cosas de cada uno de nosotros, desde las pensiones, a la libertad, desde la Seguridad a la prosperidad económica.  

 Y resulta que en esa magna reunión, trascendente hasta más allá de donde nos pudiéramos imaginar, para esos carroñeros lo único importante, lo trascendente era.....¡¡¡¡Rita BARBERÁ!!!!....ni siquiera la espantosa losa de corrupción que YA SE VA A JUZGAR de los ERE. ¿Cabe, acaso, mayor demencia en esos que se llaman a si mismos profesionales?¿podemos dejar en sus manos nuestro derecho a una información veraz, justa, totalmente ajena a cualquier interés político y/o de partido?. 

 Ellos, que critican ferozmente cualquier desliz de los demás, que odian el corporativismo ajeno, ¿acaso no son esclavos de su propia fratias?¿no son los conmilitiones en esa befa que ellos llaman "libertad de información"?. 

Pues para esa tomadura de pelo, que luego no se quejen del auge de las redes sociales y del declive asombroso de esos grandes grupos de comunicación: ellos solos cavaron con sus plumas la fosa de su futuro profesional, no nosotros. 

 ¿Podríamos enumerar una retahíla de nombres de periodistas a sueldo, donde la imparcialidad en ellos es un insulto?¿acaso no los tenemos a todos ellos en nuestras retinas?. Pues ya sabemos...ellos, creyéndose los únicos capacitados para "formarnos" DESINFORMÁNDONOS, seguirán con sus miserias, por que, increiblemente, hay grupos empresariales que ganan dinero publicitando la miseria, lo soez, lo vulgar y, sobre todo, huyendo de lo serio. 

 Luego que no me pongan esos adefesios como ejemplo para aplicarse al periodismo norteamericano, por que es como comparar la distancia que separa a un pésimo payaso con D. Miguel de Cervantes. Y esa distancia es infinita. 

 Saludos cordiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario