martes, 14 de junio de 2016

LA POLARIZACIÓN: UNA NECESIDAD ELECTORAL



   Una de las necesidades que tenemos los ciudadanos a la hora de votar es el tener muy claro el QUÉ, el A QUIÉN y el POR QUÉ votamos a alguien. Necesitamos concreción, hechos, razones lógicas y alternativas concretas para poder tomar una decisión, decisión que deberá ser la más útil a nuestros intereses. Y la única manera de lograrlo es que cada opción se presente nítida, diferenciada, concreta y viable, por que, de no ser así, ¿donde hayaremos las diferencias? y, en consecuencia, ¿en donde y en quién depositaremos nuestras esperanzas y la defensa de nuestros intereses?. 

 En esta campaña electoral del 26J, algunos partidos y medios de comunicación se centran en los "riesgos" en esa polarización como si de algo perverso se tratare. Y no es tal, máxime cuando venimos de la anterior campaña, la del 20D, donde si algo quedó claro es que los que dijeron unas cosas, luego pactaron otras, quienes denostaban aspectos de otra formación, con ellos pactaron y quienes parecían gemelos, se repudiaron hasta el punto de espetarse en cada debate posterior esas mal llamadas infidelidades que no ocultan otra cosa si no mero interés táctico para el reparto del PODER, ya que de eso se trata en última instancia.  

 Como consecuencia de esas indefiniciones, de esas ambiguiedades, de ese calculado discurso anfibológico, donde cabe una cosa y su opuesta sin que salten las costuras, se obtiene el natural desencanto de quienes desean que las opciones sean claras y concretas, en otras palabras, se logra no mayor ánimo para participar, si no para abstenerse. Y ese si es el gran mal que enferma a una Democracia. 

   Con la concreción, ¿acaso no sobran siglas, programas y, en consecuencia, se minora el protagonismos de las personas que representan esas ofertas políticas?. Por que entre una idea original y su copia azucarada o descafeinada, en esencia, ¿que diferencia hay?. Pero si cabe que allí donde la concreción brilla por su ausencia, los pactos sean estrambóticos, si no aberrantes, los programas, desvirtuados, las personas, impostadas y la fe de quienes confiaron en unas siglas y unos principios, maltratadas. Luego mal camino es ese, sobre todo, para nosotros, los votantes. Y eso es lo que ha pasado en las anteriores Elecciones de Diciembre pasado. 

  En estas elecciones que tenemos ya a vista de pájaro, creo de lo más conveniente esa POLARIZACIÓN, ya que deberemos decidir en un entorno muy complejo cosas que nos condicionarán durante muchos años. El BREXIT, la refundación de la Unión Europea, la inestabilidad política y financiera internacionales, en definitiva, las cosas que nos permitirán o no el mantener lo que más apreciamos los españoles: nuestro Estado del Bienestar y nuestra Seguridad. 

  Y en este contexto crudo, bienvenida sea esta polarización entre UNIDOS PODEMOS y el PARTIDO POPULAR. ¿Antagónicos?: SI. Pero de eso se trata: de  D E C I D I R  entre dos modelos, pero sin ambages, sin fisuras. ¿Consensos básicos?: SI, pero los mínimos, respaldados todos ellos por nuestra Constitución. Lo demás, a votarlo, y que sea la suma de los votos de cada opción, de las DOS POSIBLES, la que decida nuestros destinos, y no entelequias de "consensos" que amparan siempre a los líricos del no hacer nada. 


  No deseo que desaparezca ningún partido o coalición, pero ¿duda alguien de que en el actual estado de cosas, partidos tales como CIUDADANOS o el propio PSOE están desplazados, se encuentran en el limbo de la inconcreción y ansían, siendo perdedores en estas elecciones a condicionar a los partidos ganadores?¿no nos quejábamos tanto cuando no ha mucho tiempo, por necesidades de formar mayorías,  se pactaba con los nacionalistas de CyU de  Pujól o el PNV de Ibarretxe o Arzalluz?¿cual fue el coste de esos pactos?¿nos lo dijeron ANTES de ir a votar?¿no nos arrepentimos de semejantes despropósitos?. 

  Pues, para evitarlo, bienvenida sea esa polarización entre el PP y UNIDOS PODEMOS. Y que cada cual sea muy consciente de lo que representa cada cual. Y que el PSOE y CIUDADANOS entiendan que ese "centro" no deja de ser una referencia geográfica carente de sentido, por que, lo que ahora toca es CLARIDAD. 

Y entendamos de una vez por todas una cosa bien sencilla: POLARIZACIÓN NO ES SINÓNIMO DE CRISPACIÓN, si no de AGLUTINACIÓN de ideas, objetivos y métodos para lograrlos, no el incitarnos a batallas campales. 

   Saludos cordiales. 

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario