martes, 28 de octubre de 2014

LA INDEPENDENCIA Y LA CRUDA REALIDAD

LA CRUDA REALIDAD


  Después de ver Mas impugnada la "consulta" primera por el Gobierno de España, ve ahora como esta mascarada de "consultita" va a seguir por el mismo camino: se impugnará, y si en la primera impugnación la única consecuencia que se puede derivar, después de que el T. Constitucional emita su veredicto, es sencillamente que esta consulta no tiene cabida en nuestro ordenamiento jurídico, en este segundo caso, ¡cuidado!, que SI puede tener consecuencias penales y/o administrativas. 

  ¿Por qué?: por usar edificios públicos para celebrar actos ilegales, por el empleo de dinero público para celebrar esta farsa, por la dedicación de las fuerzas del orden como son los Mossos para "velar" por la "¿anormalidad?" de este esperpento, por el uso indebido de datos personales, por....una pléyade de cosas que ellos, los convocantes, saben que son actos ILEGALES y que podrían conllevar sanciones diversas. Y esa es su gran, no,...su enorme cobardía. 

  Y llegados a este punto, cuando esas corrientes independentistas vean con claridad estas cosas: 

  1º.- Que no se va a celebrar nada ilegal en esa parte de España que es Cataluña

  2º.- Que el Gobierno tiene claro que no hay nada que negociar a cambio de la no celebración de ese acto ilegal

  3º.- Que pueden salir a la calle aquellos independentistas que lo deseen, pero que, aún así, no hay nada que negociar con el conjunto de España

  4º.- Que por mucho que diga Junqueras sobre la "declaración de independencia" desde el balcón de la Plaza de S. Jaime en caso de ganar las elecciones catalanas, esta "declaración" será papel mojado y, en caso de intentarlo es la aplicación inmediata del Art. 155 de la C. Española el que se procamaría y no la "independencia" catalana. 

  Cuando lo vean claro y lo interioricen los dirigentes separatistas estas cuatro cuestiones, el asunto catalán se re-encauzará, por la vía de la legalidad, la razón y el signo de los tiempos, que no son esos disparates salidos del romanticismo alemán del S. XIX producto de una mala lectura de Tácito y del Discurso a la Nación alemana de Fichte, en plena ocupación napoleónica. 

  Y a esa tercera que trata de emerger en Cataluña,  vía que el gran Arcadi Espada denomina "los Terceristas", sutil manera de tratar de estar en el término medio como solución, siendo ellos gran parte del problema,  decirles que los que apelan al diálogo poniendo solo el prólogo del discurso pero nada en él, que sus esfuerzos son baldíos, y son baldíos por que, en lo más íntimo de sus convicciones, anida el anhelo de celebrar a capa y espada esa consulta y con los mismos fines pero, eso si, implicando en ella a quienes ni pueden, ni quieren ni deben admitir esa tesitura, que son los políticos del conjunto de España, a los cuales se les dice delicadamente que en esa política de negociación, lo esencial es que el pueblo español quede marginado por acuerdos "discretos" que violenten su derecho más esencial: el de decidir TODOS como queremos que sea nuestra Patria. Luego corto camino tienen esos epígonos del "diálogo" vacuo y del pacto con alevosía implícita y nocturnidad manifiesta. 

  Así que bienvenido sea ese 9N, las manifestaciones consecuentes, la convocatoria de esas elecciones anticipadas que nadie quiere en Cataluña y que, ¡por fin!, cada cual hable como lo que es , si, pero también, con lo que tiene, y, en especial, con EL DINERO QUE TENGA, por que, estimado Oriol Junqueras: independencia sin dinero, es como un coche sin motor ni ruedas: solo chatarra. 

  Saludos cordiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario