miércoles, 20 de agosto de 2014

LA ELECCION DIRECTA DE ALCALDES: YA ERA HORA

   Sin duda hay cosas en la política que se asemejan a lo de las meigas, las simpáticas brujitas gallegas, que nadie cree en ellas, por supuesto, pero por si acaso, se las tiene un notable respeto, vaya a ser que eso de que no existan sea una suposición de mal gusto y se le aparezcan a alguien cuando está camino del cuarto de baño...para aprovechar el viaje...jejeeee... ¿Y que podría ser la meiga mayor en la política?, pues sin duda alguna todo lo que se refiera a la transparencia, simplificación y, en definitiva, a la claridad de las actuaciones de los políticos, la famosa transparencia, de la que todos hablan, pocos creen en ella y, cuando se pone sobre el tapete algo que pude contribuir a que sea eficaz, se denuesta y salen huyendo despavoridos ante semejante "abominación", ¿verdad?. . 

  ¿Y por qué ese denuesto severo de tantos por lo que significa el dar protagonismo a los ciudadanos?. Sencillamente: porque eso significa que los partidos y, sobre todo, sus aparatos de poder, pierden la capacidad de maniobra o de impunidad que les hace temibles. ¿Y donde se puede ver hasta que punto y en el fondo, nadie quiere que las cosas cambien?: pues en la elección directa de los alcaldes, por ejemplo

  ¿Y por qué no quieren ninguno la elección directa de los alcaldes?. Pues por dos razones claras: 

.- En primer lugar, por que al ser elección directa, cobra mucho protagonismo la figura del cabeza de lista, lo cual le hace mucho menos dependiente de las siglas del partido correspondiente.

.- En segundo lugar, por que al ser una lista que ha de pelear, incluso a doble vuelta, la elección de sus miembros cobra gran relevancia, lo que a su vez, recorta el poder de las direcciones provinciales, autonómicas y/o nacionales para meter en esas listas a los poco agradables "cuneros", esto es, esos alienigenas que las organizaciones de los partidos deben colocar como sea para que estén entretenidos y puedan cobrar para dedicarse "en exclusiva" a lo público, o lo que es lo mismo, para que puedan vivir sin dar ni golpe. 

  Pero eso se acaba señores, y se acaba por que el PP y Rajoy a la cabeza, cambiarán de todas las maneras este estado de cosas, mediante la modificación de la Ley 5/85 de 19 de Junio o Ley Orgánica de Régimen  Electoral General  para los comicios locales (Art. 176-200). Y hay que decir, sin ambages, sin miedos y sin actitudes timoratas que BIENVENIDA SEA ESTA NOTICIA. Y bienvenida sea por que ya es hora de que los votos de los ciudadanos valgan exactamente para aquello que los ciudadanos decidieron en las urnas, y consiste en que si eligieron de manera clara a un candidato, NADIE, POR RAZÓN ALGUNA, NI EN BASE A NADA PUEDA PRIVARLES DEL RESULTADO DE SU ELECCIÓN. Así de sencillo. 

  Y algunos dirán que de esta manera, BILDU, PODEMOS, IU o ESQUERRA podrían tener un poder omnímodo en los municipios en los que obtuvieran la mayoría. Y digo: PERFECTO. Y perfecto por dos razones: 

 1º.- A la hora de votar, a dejarnos de zarandajas y de consideraciones místicas: TU VOTO VALE, LUEGO TU VERÁS COMO LO EMPLEAS, POR QUE TU PADECERÁS LAS CONSECUENCIAS. Así de claro. 

2º.- Por encima de cualquier Ayuntamiento y sus competencias ESTÁ LA LEY. Y fuera de ella, las decisiones que se tomen y la contravengan, quedan anuladas de manera radical. Que se los pregunten a los de BILDU en San Sebastian. ¿Están a gusto los donosdtiarras con BILDU?..pues que les sigan votando. Asunto suyo. Y si no los quieren, que se lo piensen dos veces la próxima vez. 

 Y ya es hora de que esas "coaliciones" de los perdedores sean eso, solo perdedores. Y nada más claro que esta modificación legal para acabar con algo que, con la tapadera de la legalidad en la práctica se convierte en la tiranía de los que no obtuvieron el apoyo de los ciudadanos. Si tanto confían en esas coaliciones post-electorales, ¿por qué no se presentan juntos ante los ciudadanos ANTES de cada elección?¿por que quizás duden de manera muy seria del éxito de esa aventura?. Pues esas esperas interesadas que tanto prostituyen la vida política de nuestras ciudades y pueblos, tienen  que acabar y va  acabar sin duda. 

  Es por eso que con el PSOE o sin él, el PP tiene  el deber de modificar esa Ley y permitirnos que nuestro voto sea algo más que una triste papeleta en medio de una urna que no decide nada, si no que son los intereses ajenos a nuestra voluntad y ajenos a la votación los que regirán los lugares en donde vivimos y por quienes no nos merecieron confianza alguna. 

  Luego BIENVENIDA SEA ESTA INICIATIVA y quéjense lo que deseen los que saben que de esta manera van a perder el protagonismo municipal que las urnas les negaron siempre, incluidos aquellos alcaldes del PP que llegron a la alcaldía sin el apoyo suficiente, medida justa de la imparcialidad de esta nueva norma que tienen todas las papeletas de salir adelante en este Otoño próximo. 

  Saludos cordiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario