martes, 1 de julio de 2014

¿EFEBOCRACIA?¿GERONTOCRACIA?...¿O SOLO DEMOCRACIA?

   DEMOCRACIA, término de todos conocido, pero que muchos desconocen su origen etimológico.  Este vocablo proviene del griego ático, vamos, ateniense. Veamos: 

DEMOS= Pueblo
KRÁTIA= Gobierno
IA (sufijo)= Cualidad. 

  Luego DEMOS + KRÁTIA + IA= DEMOCRACIA, = Cualidad del Gobierno del Pueblo

  Bien. Y esto es así desde que en Atenas, Clístenes en el 510 A.de C. recibe el encargo de los atenienses para reformar el modo de gobierno de la ciudad. Y desde entonces, ese vocablo tiene para nosotros el significado que todos sabemos:  DEMOCRACIA=LIBERTAD.

  Nada nuevo bajo el sol. Salvo por el pequeño detalle que, bajo esta condición de gobierno, tenemos que elegir los ciudadanos a nuestros gobernantes, e, independientemente del método de elección, sea directa o indirecta por ejemplo.

  Hoy en día, además, se instala una nueva manera de gobierno, casi excluyente, sutil, pero que cala en la sociedad. Y esa forma sutil, silente pero muy viva es la EDAD de los que nos gobiernan, hasta el punto de que hay dos grandes bandos: la GERENTOCRACIA, o el gobierno de los ancianos, y su opuesta, la EFEBOCRACIA, o gobierno de los adolescentes. En la Grecia clásica, los EFEBOS eran los postulantes a ciudadanos, esto es, varones de entre 18 a 20 años, que seguían una especial educción militar, la EFEBIA, paso previo para adquirir las virtudes del ciudadanos. Luego, como verán término nada peyorativo. 

  A día de hoy, existe la pulsión de que los "jóvenes" son los llamados a llevar las riendas del poder cuanto antes, hasta el punto de que un ciudadano con 55 años sea ya irrecuperable para el ejercicio activo de las tareas de gobierno. ¿Debido a que?...a nada en particular y a las ansias de los que llegan, en general. ¿El ejemplo?¿cuantos años tenía Adolfo Suarez (44), Felipe González (40), José Mª Aznar (43) o José Luis R. Zapatero (44) cuando llegaron a la Moncloa?¿Y cuando salieron de ella?¿y desde entonces, los convertimos en jubilados forzosos en su plena capacidad intelectual?¿no es eso un disparate?. 

  Y si las prisas son malas siempre, en política, siempre son funestas. Se puede tener con pocos años una formación académica de tamaño enciclopédico, si, dominio de idiomas, también, pero de la asignatura más dura de la vida, la más dolorosa de aprender, de la que nadie se escapa y, en sus exámenes, donde nadie puede copiar, por que cada cual tiene  su temario solo suyo y para él solito, de la EXPERIENCIA de la vida, de sus recovecos, de sus apariencias y de su dureza, de esa EXPERIENCIA, ¿como andan estos efebos de hoy en día?¿creen acaso que hoy son las cosas más sencillas que ayer?¿creen que la utopía solo les pertenece a ellos y que los demás no la vivimos?¿acaso a medida que pasan los años, son las arrugas en nuestros rostros las cicatrices de nuestra INEXPERIENCIA y de lo que nos costó APRENDER?. 

  Se trata de un proceso vital: FUGIT IRREPARABILE TEMPUS (Virgilio,Georgicas). Si....el tiempo huye de manera irreparable, poniendo a la senectud el borde de la fosa cada día un poco más cerca, y adquiriendo los efebos la TECNÉ, en griego, esas las habilidades que les harán buenos y EXPERTOS ciudadanos. Pero hasta que el tiempo se lleve nuestros despojos y hagan suyo el dominio de todo a los hoy efebos, ambos deberemos coexistir, poniendo cada cual, en simbiosis perfecta, lo mejor de cada uno, y logrando entre ambos bandos disputantes del Poder esa virtud de la que los griegos hicieron el pilar fundamental de su vida política: la areté, o lo que es lo mismo, la capacidad para expresarse y obrar de manera recta y eficaz, para el mejor servicio de los ciudadanos, que según Platón consistía en la suma de estas cuatro virtudes: 

la ANDREIA= La VALENTÍA, propia de los jóvenes
la SOFROSINE= la MODERACIÓN o el EQUILIBRIO, propia de ambos
la DICAIOSINE= la JUSTICIA, propia de AMBOS, jóvenes y mayores
la PRUDENCIA, añadido de Platón, propia de la experiencia o lo que es lo mismo, de los mayores

 Luego no se trata de impedir el acceso a los efebos. En absoluto ya que ellos son los llamados a seguir llevando sobre sus hombros los destinos de España como nación y su futuro. Se trata de que entre todos, y solo el criterio del MERITO como vara de medida y nada más,  sea el Juez que dicte la sentencia sobre esos tiempos en perpetua huida, sea el MÉRITO pues y no la edad quienes acrediten a cada cual, logrando arrinconar ambiciones, premuras, imposturas propias de la edad o intereses a veces demasiado ocultos. 

 Y es que la VALÍA de cada cual, como dijo Cervantes solo se mide por lo que ha hecho Y HACE cada cual, no por lo que se diga de cada cual. Sea pues el mérito quién coloque en cada momento a esa combinación de gentes valiosas, mayores y jóvenes, efebos y ancianos para la tarea común de todos: SERVIR A ESPAÑA HASTA MORIR, si así fuese necesario. 

  Saludos cordiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario