miércoles, 14 de mayo de 2014

DESPUÉS DE LO DE LEÓN, ¿NOS QUEDAMOS TRANQUILOS?

¿Que es lo que está pasando?¿en que se está convirtiendo la vida pública?¿hasta que punto estamos permitiendo entre todos que lo que debería ser una discusión inteligente y mesurada, luego razonable, se convierta en una reyerta callejera, que donde debiera haber argumentaciones solo hallemos altercados y donde debieran imperar los principios y la ética, reinen la inquina y la virulencia?.....¿que pasa, que  se necesitaba  una muerte violenta para darnos cuenta de que por este camino no llegaremos a otro sitio que no sea el del callejón de los navajazos, al paisaje de la violencia, a respirar como aire habitual los efluvios de la más baja miseria humana?....

  ¡¡¡Ea!!!: pues ya tenemos a la muerta, a la ASESINADA. Ya la tenemos de cuerpo presente, pero no, no nos quedamos tranquilos. Y antes de entender que esa miseria humana nos afea a todos, nos dedicamos con fruición unos, a buscar pretendidas responsabilidades, otros, a "informar" desde los medios de lo que no es si no un ajuste de cuentas irracional entre tres personas y los últimos, los pretendidos "intelectuales", quienes en su cortedad intelectual congénita, se erigen en defensores del "pueblo",  de los "desheredados de la vida", cuando no en "ideólogos" de una pretendida lucha de clases"  ya defenestrada de cualquier parte de este planeta desde hace más de un siglo y enterrada junto con los restos del muro de Berlín y la caída de la U.R.S.S. de la mano de la glasnost y de la perestroika.   "Redentores" de vía estrecha, por que ¿quienes son?¿por quien son elegidos?¿quienes les autorizan a hablar o, mejor dicho, a insultar y ultrajar, en nuestro nombre o, peor aún , a ofender en nombre de una LIBERTAD a la que ellos escupen cada día y detestan más que el borracho a la abstinencia?¿en base a que ideas, por que de ideales, su castración mental se lo impide?. 

  Y no hay respuestas para tanta miseria. Pero sí demasiadas horas de televisión, muchas editoriales pontificando sobre los "orígenes" de esta tragedia, demasiados "genios" aduciendo que es quizás una posible consecuencia de la dureza de los ajustes, cuando no son los a los que llamo diréctamente PAYASOS INTELECTUALES, los que nos insinúan que este acto execrable es la consecuencia de la injusticia de "ayudar a la banca" y sus desahucios, de la crisis y el "austericidio" o majaderías semejante, ¿verdad?. 

 Pues bien, ninguna de esas hipótesis son válidas. Ninguna de esas elucubraciones es lógica. No. Solo hay inquina personal, solo hay la irracionalidad de dos mujeres frente a una tercera, solo hay esa tragedia debida  a la debilidad humana, pero nada más, puesto que se restringue el ámbito de la tragedia a las familias de la ASESINADA y a la de las ASESINAS, sea la una autora material del hecho y la otra,  autora / intelectual, luego CÓMPLICE DE ASESINATO, pero solo eso. Y siendo una tragedia personal, la estamos convirtiendo en una banalización de la campaña electoral, en un arma arrojadiza, en un campito de batallitas donde los más TARADOS hacen sus pinitos sobre la justificación de este hecho puntual: versos miserables, mensajes en las redes sociales, etc. 

  Bien, ya tenemos a la ASESINADA. ¿Nos hemos quedado todos tranquilos y seguimos permitiendo que se degrade nuestra convivencia o de una vez por todas, plantamos cara a esta situación no con gritos, si no con mesura, no con amenazas, si no con la Ley, no con silencios, si no tomando postura clara y firme frente a esos energúmenos que, bajo el anonimato cobarde de un apodo en las redes, insultan, ofenden o justifican tamañas miserias?. 

  Solo depende de nosotros. 

  Saludos cordiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario