sábado, 3 de mayo de 2014

COSAS DE URÓLOGOS

Un lepero va por su pueblo en coche y de repente ve a un hombre que va por la calle empujando un bidón de 200 litros. Le pasa y al momento se da cuenta de que es su compadre. Frena rápidamente, da marcha atrás y, cuando llega a su altura le dice: 

-¡¡¡Compadre!!!....¡¡que no me he dado cuenta de que eras tu!!. 

El compadre, para de mover el bodón, le mira, le reconoce y le contesta:

--¡¡¡Que alegría de verte, Manuel!!!..

y Manuel le dice: 

--Pues hay que ver compadre: como estabas empujando ese bidón no te reconocí. Y por cierto, ¿a donde vas llevando ese chisme?

Y el compadre le contesta:

--Al médico

--¿Al médico?¿empujando ese bidón que es más grande que tu? 

-- Si hombre, al médico. ¿No te acuerdas que tenía problemas con el riñón?

--SI, contesta el otro

--Pues ya está: me fui al urólogo y me mandó unas medicinas y un régimen y estoy como nuevo. 

--Me alegro mucho, compadre. Pero dime, si estás tan bien ¿para que ese bidón de 200 litros?

Y el lepero le contesta:

-- Pues nada: el médico me dijo: dentro de un mes te vienes en ayunas a la consulta  y me traes la orina en un bote para los análisis. Y AQUÍ SE LA TRAIGO TODA, PARA QUE LA ANALICE. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario