miércoles, 18 de diciembre de 2013

LA PEDRADA DE LA NAVIDAD. LA PEDREA, OTRO DÍA..

  Por estas fechas, y quizás por eso de la iluminación navideña, nos dicen que el recibo de la luz va a subir el próximo año...y los quince siguientes para acometer y PAGAR ese déficit de tarifa acumulado que asciende a la bonita suma de 24.000 millones de euros y, solo este año, ese de unos 3.000 millones. ¿Déficit?: SI, o lo que es lo mismo, es la diferencia entre lo que pagamos en los recibos y lo que cuesta por TODOS los conceptos el servir esa electricidad a nuestras casa y a las empresas. 

Y como DEUDA que es, esa DEUDA hay que PAGARLA, de eso no cabe duda alguna. Y tenemos dos opciones: 

 1º: pagar al contado. Si hubiera superavit en nuestras cuentas, se podría estudiar el pagarlo vía Presupuestos Generales. Pero como no tenemos dinero, habría que pedirlo. Y seguro que no nos lo dan.

 2º: Pagarlo a plazos. Y ese plazo es de 15 años. A ese pago anual se denomina TITULIZACIÓN del DÉFICIT TARIFARIO. En definitiva: se pagará , no, PAGAREMOS, por desgracia, en esas anualidades esa cantidad más seguramente un interés pactado. 

  Hasta aquí, los hechos más próximos: DEBEMOS 24.000 millones y los pagaremos los consumidores en 15 años. De eso no nos libra ni la caridad. Pero como paganos natos y netos de esta broma macabra es oportuna la pregunta que nos hacemos sobre el origen de esa monstruosidad  de DEUDA. Esa es la cuestión. Y es una cuestión que ni siquiera tiene claro ni los sucesivos Ministros de Industria desde el año 1997 hasta la fecha. Por que es el PP de Aznar el que se encuentra con el marrón, ya que antes solo gobernó el PSOE, y conviene recordarlo. Lo cierto es que a pesar de las numerosas medidas para contener a ese caballo desbocado, nadie lo ha conseguido hasta hora, si no al contrario: se ha ido agravando año tras año. 

  Y ¿que pagamos en ese recibo dichoso?. Aparte de los costes de producción, también los del transporte y distribución, la amortización de instalaciones, las conexiones insulares  y un sinfín de cosas...y algo muy interesante: pagamos TAMBIÉN las veleidades de ciertos políticos y de las políticas de ciertas formaciones, prestas al aplauso fácil, cuando no a apoyar disparatadamente caprichos que quedan muy bonitos en los telediarios. 

  Y me refiero a algo QUE SE OLVIDA A MENUDO: en esa factura que pagamos cada españolit@, se incluyen el APAGÓN NUCLEAR de Felipe González  y el coste de decir a las eléctricas que tienen  que desmantelar las centrales nucleares de LEMONIZ I y II, con 378.238 millones de Ptas de costes., las de VALDECABALLEROS I y II, con 340.054 millones de Ptas. y la de TRILLO II.  con 10.017 millones, entre otras . Y son PESETAS de 1.991, cuando el PSOE de Felipe González hizo la gracia. ¿Cuanto es ese dinero en EUROS actuales?. Pues así empiezan los desastres. Y sí, se acaba de pagar esta moratoria nuclear en el 2020. Pero que nadie olvide que la hemos pagado nosotros para la "gracia" del PSOE de Felipe González. Luego ahí va la primera pedrada

  La segunda pedrada, viene de las energías renovables y de la mano TAMBIÉN del PSOE y del amigo del los vientos y de las tierras sin dueños: del "soñador" inepto de Zapatero  Todos queremos la energía verde, todos somos ecologistas, todos queremos la lírica del Planeta Azul,...si, pero todos queremos la nevera funcionando, la luz en casa y el aire acondicionado. Y resulta que esa energía es casi 7 veces más cara que la nuclear, por ejemplo. ¿Queremos renovables?¿votamos ecología?: PERFECTO, pero que sepamos que eso tiene un coste y muy alto. 

 Y la tercera pedrada, es el OLIGOPOLIO que explota el sistema eléctrico, donde ni hay libertad real de mercado ni posibilidad de cambiar de compañía, siendo en la mayoría de los caso los ciudadanos rehenes o mercados cautivos de esas eléctricas y distribuidoras. Y ellas tienen un poder excepcional: son esenciales para el funcionamiento cotidiano de todo cuanto conocemos. Y muy poderosas desde el plano financiero y no digamos del político. 

  La cuarta pedrada a nuestras esperanzas de un precio justo del recibo de la luz está en las amortizaciones. ¿Por que las centrales hidráulicas construidas en muchos casos hace treinta años y amortizadas no descuentan ese capítulo de los costes totales?. Pagamos el carbón nacional para las pocas centrales térmicas de lecho fluido que hay. ¿Podemos seguir pagando esos sobrecostes por un carbón malo y caro?...ahhh, claro...pero no queremos que los mineros salgan a las calles diciendo que eso, ni de broma, ¿verdad?. ¿Por que damos a ciertas renovables, especialmente las fotovoltaícas rentabilidades del 20% a diestro y siniestro?. Demasiados por que

  La quinta pedrada es una cuestión que no me resuelve nadie: ¿por qué en la subasta trimestral de la electricidad, que es la que realmente nos sube el precio de la luz, aparte de las compañias electricas, aparecen los bancos de inversión, el sector financiero en pleno, actuando como intermediarios, con un coste `para nosotros que algunos evalúan en unos 500 milloncejos?¿no tienen especialistas las compñías eléctricas para revolver esas cuestiones ellos mismos?. 

  Son muchas la pedradas que hacen prohibitivo este panorama y, encima, atentan contra el futuro de nuestra economía, sometiendo a las empresas a unos costes insoportables para mantenerse competitivas frente a países muy democráticos pero afortunadamente NUCLEARES, como Francia, que tiene una electricidad mucho más barata que la nuestra. 

  Así que en este maremagnun, solo nos queda el tratar de entender este galimatías que es el recibo de la luz y, sobre todo, que estamos pagando ADEMÁS de la producción, transporte y distribución de la misma muchos caprichos de algunos políticos prestos a salir como ecologístas a costa de nuestra cartera y ,sí, son muchos los intereses de todos, incluido TODOS los partidos políticos para que esto sea de difícil aclaración. 

  Saludos cordiales

No hay comentarios:

Publicar un comentario