jueves, 5 de diciembre de 2013

CIUDADANS: LA FRESCURA DE LO NUEVO

  De entre las novedades que aparecen en el firmamento de los partidos políticos en España, C´s, CIUDADANS, quizás sea la más fresca. Nace desde la humildad, en Junio del 2005, como reacción a lo que ellos denominaron con agudeza el "nacionalismo obligatorio" que se ejercía con mano de hierro como siempre por los de siempre, a saber, los que han monopolizado el concepto Cataluña, patrimonializándolo de manera indecente lo que a todos los que allí viven pertenece y al resto de los españoles, como parte integranten que es cataluña de esa realidad, la más antigua de Europa que se llama ESPAÑA. 


 Y no lo tuvieron fácil, por que a su original manera de entender Cataluña, una manera integradora, nada estridente, y elevando a categoría de principio político lo que el sentido común, el seny, dice, a saber, que el ser catalán ni da ni quita privilegios, ni ofenden ni son ofendidos por los demás ciudadanos, que el hecho de pertenecer de corazón a España, sin el menor atisbo de duda no empeze para mimar la cultura catalana, el entender en definitiva que la cultura catalana es parte de una herencia común, la herencia de España y elemento enriquecedor para todos, no un motivo de disgregación, confrontación o disputa para beneficio de determinada casta. 

  Casta que, si por algo se ha caracterizado y se caracteriza, es por el buscar en la confrontación espuria la manera de corromper desde las instituciones todo lo que está a su alcance, como ha sido la historia de Convergencia y Unió, nacida desde el escándalo de BANCA CATALANA con Pujol al frente, pasando por la pléyade de casos de corrupción, a cual más descarado, hasta acabar como hoy están: hasta con la sede embargada, en el caso de Convergencia y con sentencias firmes de corrupción masiva y de financiación ilegal de Unió: todo un ejemplo de hasta donde puede llegar la miseria de estos salva-patrias que solo creen en su cartera....pero para rellenarla de mala manera con nuestras privaciones, pero eso si...hablando en catalán y con la estellada como coartada. 

  Y ahora, Ciudadans tiene ante si la oportunidad de consagrarse en Cataluña. Y puede hacerlo de manera muy  notable. ¿Por qué?. Pues sencillamente por que son capaces de trasladar la frescura de sus ideas hasta en el mismo corazón del catalanismo furibundo, no dudando, por ejemplo, en hablar en castellano en el Parlament de Catalunya, cosa que a otros, parece que que les da repelús, ¿verdad Alicia Sánchez Camacho?, y hacerlo sin rubor o miedo alguno.

  Y las encuestas les adoran: a pesar de la manipulación ostentosa con que el C.I.S. catalán maneja las tendencias, es Ciudadans la posible tercera fuerza en Cataluña, lo cual denota lo espectacular de su despegue político. Y si esas son las perspectivas electorales autonómicas catalanas de Ciudadans, conlleva así mismo la aceptación de esta formación en el ámbito local, hasta el punto de que pueden ser la fuerza necesaria para poder constituir las corporaciones catalanas cuando se celebren las próximas elecciones locales, en el 2015, teniendo en cuenta la fragmentación del voto que se producirá por aquellas tierras. 

  Y es aquí cuando, en mi humilde opinión, Ciudadans debería tener la suficiente sangre fría y claridad de juicio para tener presente que su primera y más prioritaria misión es la de obtener en Cataluña los máximos resultados electorales autonómicos, con la peculiaridad de que esas Elecciones tienen todas las papeletas de ser anticipadas, lo que implica el tener que estar permanentemente preparados para atender al reto, en cualquier condición. Y si se diluyen recursos, esfuerzos y candidatos por intentar una expansión por otros territorios, como puede ser en Valencia o Madrid, puede que, a la hora de poner toda la carne en le asador ante su responsabilidades históricas en Cataluña, les falte el fuelle para hacerlo.

   Digo esto por que tengo in mente  a Miguel Roca y aquella Operación Reformista que se saldó con un estrepitoso fracaso a pesar de los augurios de la prensa y las encuestas. Por esa razón creo de lo más importante el concentrase allí donde se está, considerar esa tierra catalana como el campo de batalla donde Ciudadans se juega su esencia y dejar la aventura en otros lugares para momentos mejores. Y no olvidemos que, a veces, las expansiones territoriales de una formación política tienen más que ver con determinadas ambiciones personales que no con las necesidades objetivas de la formación política en cuestión. 

  Y es que Ciudadans está de moda. Y al estarlo, algunos ven en la militancia el modo de obtener esa plataforma desde la cual poder promocionarse. Y me refiero a los que, ante la oportunidad, cambian de partido, saltando de aquel en el que militaron con una vida anodina para, desde Ciudadans,ser noticia y alguien en el panorama político. Y con ello no se me ocurre decir que todos los que conforman las nuevas adhesiones en Ciudadans, sean desertores fracasados de otras formaciones políticas, fundamentalmente PP y PSOE. En absoluto. Solo me refiero a ALGUNAS PERSONAS. Y otro detalle: frente a lo que se pudiera creer, Ciudadans está obteniendo más afiliaciones desde la frontera del centro-izquierda, esto es, desde la socialdemocracia del PSOE que desde el centro-derecha, vamos, del PP. Así que nadie vea en mis palabras silentes acusaciones de filibusteriemo militante. Nada de eso

  Y esas nuevas afiliaciones, tanto de un lado como del otro para conformar lo que es la base militante como electoral de Ciudadans, en definitiva, esa capacidad de aglutinación es la seña de identidad de Ciudadans: la integración, el consenso, el diálogo y la sencillez contundente de sus principios constitutivos. Por eso creo muy conveniente el mirar con lupa ciertas adhesiones glamourosas de gentes ¿quizás sin futuro? en sus anteriores formaciones.  Pero por lo demás, da gusto el ver la ilusión cogida de la mano de la política, y más con una que mano esta muy limpia. 

  Saludos cordiales.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario