martes, 26 de noviembre de 2013

ROSA DIEZ Y EL NO EXISTENCIAL

  Asistimos en los actuales momentos a una cierta transformación del mapa político de España de la mano de unas nuevas formaciones, ya presentes en distintos Parlamentos, y el l interés de otras plataformas en participar en ese movimiento creativo y original de la participación política de los ciudadanos. Y ciertamente quizás sean demasiadas ofertas para lo que el "mercado político" admite, pero son ofertas y por lo tanto, bienvenidas.

  Y, de entre esas ofertas políticas nuevas, hay dos que ya están cristalizadas en lo tocante a representación parlamentaria, como son CIUDADANS, C´s y UNIÓN, PROGRESO y DEMOCRACIA, UPyD, dos formaciones que compiten dentro de un mismo segmento del arco electoral, cual es el segmento del centro-izquierda, y ambos con unas ideas novedosas tanto en los principios programáticos, como es el de la centralidad del concepto ESPAÑA en sus postulados, como en la defensa del orden costitucional sin paliativos, enfrentándose así y de una manera clara, a los desafueros que algunas formaciones, especialmente las nacionalistas, han impuesto en el desarrollo del Estado Autonómico, que tantos quebraderos de cabeza han dado y dañan al conjunto de los españoles. 

  Si a estos elementos programáticos básicos unimos un afán reformista profundo, tanto a la hora de entender el concepto de representatividad, en especial en lo tocante a las listas abiertas y régimen electoral , como en su decidida apuesta en la transparencia de los actos de los políticos y la necesaria racionalización de una administración elefantiásica como lineas maestras de sus ideales políticos, llegaríamos a la conclusión de que las afinidades entre ellos son mucho mayores que cualquier elemento diferenciador que pudiera existir. 

  Pero, como siempre, lo que aparentemente es próximo en política, se torna en abismos insalvables a la hora de concentrar esfuerzos. Y ese esfuerzo tan español de ser cabecitas de ratón en vez de colas de poderosos gatos, viene marcada de manera notable y desde siempre por un exacerbado personalismo, por una silente pero irresistible sed de culto a la personalidad, ese éxtasis del yo que es la vanidad. Y por ese éxtasis impenitente es por lo que tantos proyectos bien concebidos acaban en el yermo cementerio de los proyectos fracasados por la vanidad de su creador. Y el germen patógeno que destruye esos proyectos personalistas es el tiempo , Cronos, quién con perpetua memoria e infinita constancia, pone a esa vanidad ante el espejo de sus hechos y los castiga con el cementerio de las vanidades: el OLVIDO...(que no Hormigos...¿eh?...pero casi). 

  Por que ¿que razón tiene Rosa Diez en rechazar toda posibilidad de unir fuerzas con Ciudadan´s y de manera tan categórica?¿cuales son esas "diferencias" programáticas que ella esgrime como definitorias y diversificadoras de ambas ofertas electorales?¿tan poca cosa le parece Ciudadan´s que no merece la pena ni siquiera el reunirse para ver como se pueden aproximar posturas de manera que la oferta electoral sea más diáfana ante un electorado cada día más escéptico?. 

  Pero NO. Parece ser que es un imposible categórico que tales cosa se den. Y en esta tesitura creo que es lícito el preguntarse hasta que punto es el personalismo irrefrenable de la añeja militante del PSOE es capaz de marcar el camino de una formación que, hasta hace poco, era bendecida por los ciudadanos en las distintas encuestas y que, ahora, por primera vez, ve como ese apoyo comienza a bajar. 

  ¿Mal aconsejada?...lo dudo, ya que es ella quién se permite aconsejar a los demás, ella, que no llegó al Preuniversitario y es auxiliar administrativo y trata de dar lecciones de Derecho Administrativo a un Registrador de la Propiedad, nº1 de su promoción y el más joven de España en lograrlo. Y por eso, quizás quiera dar lecciones de Derecho o de política al licenciado por ESADE y Master en Derecho Constitucional Albert Rivera. Por que por lo demás, ¿que puede alegar salvo el miedo a no ser, como Pedro J. Ramírez, el protagonista en entierro ajeno?. 

  Y es que esas incongruencias entre el pretendido espíritu de regeneración democrática, -palabreja que siempre tiene en la boca, como buena socialista del PSOE que sigue siendo-, y que tanto pregona y la oportunidad de APLICARLO que es de lo que se trata, es donde radica la diferencia entre lo que es genuino y lo que solo es la impostura de quién poseída por la vanidad, se niega a que Dª Razón entre e ilumine no solo a ella, si no que, de paso, a todos. Y los ciudadanos, atentos a lo novedoso, sin duda toman buena nota de esos comportamientos.

   Y que no se olviden tampoco nadie en esas formaciones, que el escaño se vende caro, por que, enfrente, los dos grandes partidos no darán facilidad alguna para que los pequeños lo logren y que los ciudadanos, digan lo que digan las encuestas, a la hora de votar, votan SEGURIDAD. La CONFIANZA, de la mano de la "popularidad" o valoración de los líderes, viene después. Que no olviden que Aznar, nunca bien valorado, gano por mayoría minoritaria en las primeras elecciones, y ese ser pequeño y huraño, según algunos, logró MAYORÍA ABSOLUTA en la segunda legislatura. Y, a pesar de sus errores, del PRESTIGE, de Irak, de Las Azores y las movilizaciones, apesar de eso, hubiera ganado por MAYORÍA ABSOLUTA la tercera legislatura de no ser por el 11M. Y ¿cuando fue popular Aznar?...convendrían que lo recordasen.
  
  Saludos cordiales.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario