miércoles, 28 de agosto de 2013

TAMBORES DE GUERRA EN ORIENTE MEDIO, ¿CAMPAÑA EN ESPAÑA DEL "NO A LA GUERRA"?

  Otra vez los tambores de la guerra suenan en la lejanía, y otra vez ese sonido nos llega del Oriente cercano, a las puertas de la vieja Europa. Y esos sonidos nos hablan de atrocidades, desmanes sin límites y de indiferencias ante lo qué allí acontece, ante nuestras adormecidas audiencias. 

  Y no se trata de un caso aislado. No. Es algo que viene bullendo en aquella parte del planeta desde hace tiempo, efervescencia propia de un mundo, el musulmán, fragmentado en corrientes religiosas, transido por las desigualdades, corroído por el atraso y presa de un tiempo histórico cada vez más imposible de mantener. Y me explico. 
  
  Presa de distintas corrientes religiosas. Efectivamente, por que si algo no casa ni casará nunca en ese mundo musulmán , dar-el islam, (zona del Islám histórico), es la existencia de dos ortodoxias principales, la Sunnita y la Chiita, origen de guerras desde el cuarto califa hasta ahora. Y esas corrientes religiosas solo tienen en común El Corán, la enseñanzas, la sunna del Profeta Mahoma, pero NO de los dichos y costumbres que se le atribuyen, los haddit. Y dentro de los "herejes" que son los chiitas, seguidores de Alí, -primo del Profeta Mahoma-, para la mayoría aplastante de los musulmanes, tenemos una heterodóxia más, la ALAUITA, más próxima a pesar de su especial manera de entender el Islam a los chiitas iraníes y, desde luego, opuesta radicalmente a la corriente sunní, celosamente guardada en sus pretendidas esencias por los cuidadores de los lugares santos del Islam, los wahhabitas saudíes. Luego algo de religioso en esa pelea hay siempre entre ellos, dado que son irreconcilliables como corrientes religiosas esas posturas. Y de lo que se trata entre ellos es el dominar a toda la Umma esto es, a toda la comunidad musulmana. Luego Religión y geopolítica de la mano.

  Pero, además, junto a estas diferencias religiosas, conviven el poder tribal. Veamos. En Siria, es la familia de Hafed-el Asad, cuyo hijo recoge la herencia paterna por encima de su tío y hermano del dictador fallecido, que, cómodamente instalado en Marbella, aspiraba a tomar ese puesto. Bachtiar-el Assad, de formación académica occidental - es médico especialista-,  se impone y, apoyándose en el partido laico Baas, ejerce el control férreo del país, al igual que en Irak, con Saddam Hussein, que dominaba con ese mismo partido de tendencia laica, el Baas.  Y es esa férrea disposición y provecho de los escasos bienes de Siria lo que beneficia a la clientela familiar en la que se sustenta el régimen. Tocar los intereses de alguno de esos miembros es poner en cuestión todo el bienestar del resto de la clase dominante. Y defenderán a muerte esos privilegios. Luego defensa a ultranza de una estus quo que solo beneficia a los pocos que lo detentan. 

  Y para completar ese mosaico de sensibilidades religiosas y políticas, debemos recordar que Siria no produce petroleo...pero está al lado de Israel,  que es el principal enemigo,  con quién tiene el conflicto de los montes del Golán y maneja a la milicia radical chiita pro iraní de HIZBULLAH en el Líbano, amén de ser la base naval rusa en el Mediterraneo. Luego atacar a Siria es atacar o mermar el poder de Irán en la zona, desestabilizar Oriente Medio en las fronteras israelitas y contagiar a demasiados países inmersos en conflictos irresolubles. La geoestrategia ya está en escena...

 Y por último, debemos considerar que la potencia hegemónica en el mundo árabe es Egipto. Transida por los gravísimos conflictos sociales, producto de las pulsiones económicas atroces, con una miseria galopante y un ejército que allí es una casta social, con una economía propia, con esa inestabilidad, digo, que puede contagiar al gobierno islamista de Erdogán en Turquía, y dar un pretexto a Irán, aliado fiel y férreo de Siria, para atacar, bien a Israel, bien a los intereses occidentales, con el arma del petróleo como principal herramienta de chantaje, hacen que esa situación sea especialmente difícil. Luego aquí está el riesgo para todos nosotros: que en esa disputa el desabastecimiento global de petroleo sea la consecuencia, que pagaremos todos nosotros. Luego implicados como sufridores indirectos, ya lo estamos, queramos o no.

  Por que, al igual que con Saddam Hussein en Irak, no olvidemos que, carentes del arma nuclear, tiene el arsenal químico y biológico suficiente como para desencadenar la pesadilla a escala gigantesca, y la voluntad de emplearlo. Ya lo hicieron en Irak con los opositores a Saddam, a manos del tristemente famoso Alí "el Químico"....( POR FAVOR...NO CONFUNDIR CON RUBALCABA. Este es eminentemente TONTO, ¿verdad?). Y lo han vuelto a repetir ahora en Siria. ¿Acaso les importaría emplearlo contra Israel, en una acción a la desesperada?. Ya saben que sería su fin..pero ¿nos damos cuenta de que para ellos, su fin es el no poder detentar su poder omniscente sobre todo lo existente en su país?. Poco perderían. 

  Y del otro lado, tenemos a la adormecida Europa, aterrada por la existencia de ese conflicto que, caso de agravarse, nos afectará y de manera directa por el petroleo como primera consecuencia, y por el terrorismo, que sin duda, en caso de intervención nos sacudirá y de manera muy notable. Ya estarán preparándose las pancartas del NO A LA GUERRA...hasta que por "accidente" una de esas armas nos caiga encima. Y este es el dilema: ¿que hacemos?¿les dejamos que se gaseen en paz, que la matanza llegue hasta el millón de muertos pero fieles a la no intervención, vemos mientras comemos las atrocidades que hacen  o entendemos que ahora esas armas se usarán entre ellos, si, pero que hay para todos nosotros también?. Amigo mío...y es ahí donde nos empezamos a inquietarnos, ¿verdad?. 

  Por que poco les importará extender el conflicto a escala internacional. Ya lo intentó Saddam con los misiles Scud, tratando de bombardear Israel, de manera que interviniese en la guerra y soliviantase al mundo musulmán en pleno. ¿que les impide a los sirios intentarlo ellos?. Y si eso se produce, los Hermanos Musulmanes de Egipto, ¿no habrán encontrado la razón de ser frente al ejército egipcio que ahora los acosa hasta reducirlos a una secta proscrita?¿y a los integristas argelinos?¿y a Irán y su necesidad de un enemigo externo por que es el precio a pagar para que los ayatolhas iraníes sigan mandando a su antojo?. 

  Ese es el laberinto de Oriente Medio, donde cada pieza está relacionada íntimamaente con las demás, y donde se sabe como se entra...pero jamás  como ni cuandose sale.

  Así que contengamos la respiración, pidamos mesura pero no olvidemos que en Oriente Medio siempre hay malos vientos y peores augurios para esa tierra que nosotros llamamos Europa y ellos denominan DAR EL KUFR,  estos es, tierra de impíos, que es lo que somos para ellos. Y eso hemos de tenerlo muy en cuenta. 

  Saludos cordiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario