viernes, 12 de julio de 2013

LOS TRES PLANOS DEL MISMO HECHO


  Una nueva especie, dentro del mundo de la argumentación periodística está tratando de abrirse paso. Planteamiento astuto, pero FALSO, original, pero TENDENCIOSO, hábil, pero FALAZ. Y esa nueva especie consiste en diseccionar la noticia en tres planos distintos, hasta convertir un TODO en TRES PARTES sin hilazón entre s salvo por un nombre concreto:,caso Bárcenas, cuando siempre han sido, son y serán la MISMA COSA esos tres planos. Y, naturalmente, eso se hace solo con el caso Bárcenas y con todo aquello que tenga que ver son el Partido Popular. Pero no con los demás. 

  La técnica es sencilla: el caso Bárcenas se divide en tres aspectos con tratamiento diferente: 

 .-  El plano Judicial, con sus tiempos muy lentos pero muy precisos sujetos a unas normas tasadas: LA LEY y sus procedimientos, iguales para todos y garantistas ante todo.

 .- El plano Político, o el tiempo rápido, alocado, donde el disparate o la impostura ejercen una notable influencia: la demagogia, viendo como algunos acusadores están hasta las cejas de suciedad pero con impudicia, acusan. Patético.
  
 .- El plano Periodístico, o el tiempo instantáneo, independientemente de los hechos o de la verdad: es el tiempo de las tertulias y de la carnaza: es la hora del mediocre, del insulto fácil del populismo barato, de hacer de la información un formato propio de la prensa repugnante llamada del "corazón", que tanto gusta al populacho.

   Se trata de analizar el  mismo caso, los mismos hechos y todos con la misma información: unos cuadernos que supuestamente indican el pago de sobresueldos al PP, y un personaje: Luis Bárcenas....pero de manera completamente separada, sin atender a otra cosa que no sean los intereses propios de cada plano, luego a espaldas de los hechos pero encadenados a los dichos. Y de ahí, sin que medie prueba alguna, por que recuerdo que la PRUEBA la califica el Juez, no los periodistas, y hasta ahora solo se han entregado papeles que están siendo analizados pero sobre los que no hay definicón judicial alguna,se exije que el PP demuestre que no tiene nada que ver en el asunto, cuando será siempre el acusador, en este caso Bárcenas, quién tiene que demostrar que es cierto lo que asevera, y no de boquilla, no, si no con los RECIBÍ correspondientes y la pertinente comprobación de legalidad de esos sobresueldos o dietas, o en lo tocante a la capacidad legal de su percepción, caso de que fueran ciertas esas percepciones dinerarias,  así como de las obligatorias retenciones y declaraciones a la Hacienda Pública. Y eso le toca demostrarlo a Bárcenas, no al PP.

  ¿Cual es la trampa de este prontuario del disparate al que estamos asistiendo?. Muy sencillo: el único que tiene la VERDAD, poca o mucha pero la VERDAD es el Juez Ruz. Los demás, solo atisbos e intereses poco claros cuando no canallescos, obra de alguien que está en la cárcel por defraudar a la Hacienda Pública y de ese alguien que es quien debe declarar sobre el origen, procedencia y acumulación de su cuantiosa fortuna. 
  
  Pero dado que la Justicia tiene sus TIEMPOS y sus TEMPOS, y no es mediatizable, se fuerzan las cosas y se disocian, entrando en masa los planos político y periodístico, independientemente de la veracidad de los asuntos, y se entra en tromba hasta monopolizar los informativos en ese asunto, exigiendo lo que Juez alguno ha pedido o ha imputado a nadie, esto es, que el acusado demuestre su inocencia. Genial

  Y el siguiente paso de tuerca es previsible: que sin haber sido acusados de nada, el PP tenga que demostrar su inocencia, que el ladrón difame, que los políticos de la oposición estén aliviados de sus propios casos de corrupción o vean como sus espectativas presuntas electorales suban y que el ego de los periodistas esté por las nubes al intentar lograr torcer el brazo al Gobierno legítimo de España. 

   Por que se da la paradoja de que mientras la información que obra en poder del Juez es parcial, dado que Bárcenas parece que sigue la técnica que tan malos resultados le dio a ese otro LADRÓN llamado Torres, si, el del caso Noos, los partidos piden disolución de las Cámaras y elecciones anticipadas, y los periodistas exigen ser ellos los que le marquen al Presidente del Gobierno los tiempos y las formas, vamos, que los perdedores de las Elecciones últimas tomen el control del País y los periodistas sean los jueces. Pero resulta que ninguno de ellos tiene esa legitimidad. 

  Tres planos. Con lo cual, el plano judicial, el único trascendente, resulta que se ve ocluido por los otros dos planos "independientes" del mismo asunto, hasta dejarlo arrinconado. ¿Por qué?. Por oportunismo, por necesidades de llenar espacios informativos, por aspiraciones silentes...por lo que sea, menos por dignidad o patriotismo.

  Y planteo esta cuestión: si Bárcenas no pudiera demostrar lo que dice, si resulta que esos sueldos o dietas están perfectamente declarados a la Hacienda Pública y su percepción era absolutamente legal, en otras palabras, si a resultas de la pericia judicial no se puede demostrar ilegalidad alguna en el PP o sus líderes, ¿como resarcimos del escarnio, virulencia, desprestigio y dolor  a quienes en estos meses se está causando, a quien seria ABSOLUTAMENTE INOCENTE en definitiva?...¿no pasaría nada?¿daría lo mismo?. 

  EJEMPLO PRÁCTICO:  recuerdo el caso Soria, en el que el Ministro de Industria, cuando estaba en Canarias se le detiene acusado de una pléyade de delitos. Detenido con algarabía, esposado ante las cámaras de televisión...se dijeron de él todo lo habido e imaginable. Pero resulta que, cuando se celebra el juicio, es declarado absolutamente INOCENTE y se descubre, además, que se trataba de una sucia jugada del PSOE en la que estaba implicada hasta la Jueza que ordena la detención. Bien. desde ese momento hasta que se celebra el juicio, Soria era sinónimo de miseria y corrupción..PLANO PERIODÍSTICO, el PP, el partido de la corrupción, PLANO POLÍTCO..pero resulta que en el plano certero e inapelable, el de la verdad de los hechos, esto es, el PLANO DE  LA JUSTICIA, Soria era y es INOCENTE, el PP INOCENTE, y ciertos acusadores CULPABLES. ¿Me explico con este ejemplo esta disociación de una misma cosa hasta convertirla en un puzzle que nunca encajará por que a demasiados no les interesa que encaje nunca?.

  Pues en estas estamos. ¿Nos enteraremos de una vez de hasta que punto se está jugando con un partido  que entre otros defectos jamás supo comunicar bien nada a nadie, pero  que es HONESTO?. 

   Saludos cordiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario