miércoles, 19 de junio de 2013

ANOTHER BRICK IN THE WALL

  Bien. Causas generales, errores de Hacienda, personas bajo sospecha, linchamientos mediáticos y entregas de correos inculpatorios, por parte de golfos consagrados como si de una tele-novela barata (como suelen serlo todas) se tratase. Y, después de los linchamientos, después de que los "internautas" dejen sus "delicadezas"  en esa horterada de participación en ciertos telediarios o programas de debates sobre asuntos que no entienden y que no se pueden exponer en 240 caracteres, vienen las sorpresas. Y la cuestión es : Y AHORA, ¿QUE HACEMOS?. 

  Pues lo que haremos es quedarnos con una notable cara de idiotas. Unos por ingenuos, otros, por osados y unos terceros por creer que la Justicia funciona a golpe de editorial, de sensibilidades sociales o por presiones de quienes sean. Y es estas tres categorías, cabemos y estamos todos. Y, lo peor de asunto, es que pasaremos del júbilo extremo por la detención de Blesa o por la acusación infundada a una Infanta de España, al abatimiento, sin solución de continuidad. ¿Los comentarios que ahora saldrán a la luz?. Sencillos: que si la Justicia solo ataca a unos, que si hay presiones, que si los golfos están en la calle, etc. Toda explicación menos una: la Justicia tiene sus procedimientos, el estar imputado no es ser culpable, y algo tan sencillo como que el Juez no está para dar lecciones morales a su criterio a nadie, si no para comprobar la veracidad de las acusaciones, y, con las pruebas, ajustarse a Derecho, no a nuestro antojo o apetencia. 

  Demasiados errores, demasiadas filtraciones, demasiadas operaciones encubiertas por demasiado enano creyente en un poder del que carece con un solo ánimo: ensuciar todo lo que se pueda a todos cuantos puedan. Y, para ello, nada mejor que desprestigiar la casa de todos, ESPAÑA y sus Instituciones. Y si es empezando por la que encabeza nuestra Patria, la Monarquía, mejor que mejor. 

  Correos que se filtran de los sumarios, sumarios que son secretos pero que antes que se incorporen al cuerpo de la investigación ya los tienen los periódicos, informes que nadie sabe de donde salen pero que se usan contra alguien y se les da la categoría de elementos probados , testigos "protegidos" por la prensa, como ese sastre LADRÓN si, el de los trajes de la Gürtel.... Y, pase lo que pase, siempre los que ponían el grito en el cielo por que no se hacía nada, cuando ellos hicieron menos aún o, peor aún, cuando fueron los causantes del desastre, piden también dimisiones ahora. Si. Esas que ellos jamás solicitaron a los suyos y que en los casos que les afectan, claman al cielo. Pero la culpa siempre para el gorrión, cuando todos los pájaros comen trigo, ¿verdad?. Nada nuevo bajo el sol. Y que decir tiene de los que usaron esos hechos insidiosos y a esas personas infames para vender prensa,  si, a los que después resultaron ser farsantes o sus pruebas, ridículas. Pero en ambos casos, emponzoñadores profesionales, ¿verdad?. ¿Que les pasa a esos canallas?. Sencillamente NADA.

   Sigo afirmando que esta cadena de despropósitos tiene una serie de manos ocultas, que responden a intereses perfectamente claros, pero que no están coordinadas entre ellos, ni esos intereses son los mismos, si no que, a veces, son opuestos. Y afirmo que en este estado de cosas, cuando las medias verdades cabalgan ante nuestros ojos cual ronceles albos, no son si no alimañas cojas, y de ahí, que, cuando somos conscientes de la tomadura de pelo a la que estamos siendo sometidos, después del desánimo, nos viene la indignación. Y esa indignación, cada día nos impele, a mi por lo menos, a decir muy alto y claro: B A S T A . 

  Y BASTA, significa que quiero explicaciones, claras. Y no de periodistas o mindundis de la política, no. Quiero que, como Montoro hoy, pida disculpas y diga con claridad que no sabe como ha podido producirse, lo que, consecuentemente implica una investigación a fondo y que el Juez Castro, entienda que todo hay que comprobarlo mil y una vez y no pedir datos para salvar el trasero, ¿verdad?. Y en el caso de Blesa, que ese Juez que actúa en contra de la Fiscalía y a quién la Audiencia descalifica de manera tan rotunda, se le expediente, pero de verdad. En otras palabras, que como dijo Cospedal, QUE CADA PALO, AGUANTE SU VELA y hasta el final. 

  De nada me vale que se meta gente en la cárcel en prisión preventiva si , por una pésima instrucción, no solo es excarcelado, si no que se anula toda una causa. NO me sirve para nada el trabajo de esos Jueces minuciosos que tardan 6 años en instruir algo. NO me sirve la espúrea costumbre de las piezas separadas de un sumario o lo que es lo mismo, el cuento de nunca acabar con algo. No. Ya va siendo hora de que la eficacia vaya unida a la agilidad y, entre ambas, el la premura en el tiempo. Por que en un mundo donde la informática es la herramienta de trabajo y donde todo está en los ordenadores, donde  ya no se escribe a mano ni con la olivetti de siempre, en estos tiempos, digo, ni quiero las demoras, ni acepto lo apócrifo, ni tolero la publicidad perniciosa sobre asuntos tan serios, ni admito que se me entretenga como ciudadano con asuntos que dependen más de la voluntad de las personas y sus debilidades que del imperio de la Razón y del Derecho. 

  Y esto ya ha pasado de castaño oscuro. Luego a espabilar, y no nosotros los ciudadanos, no. Ellos, y sus responsabilidades. Que para ello les pagamos y, a veces, demasiado bien. 

 Saludos cordiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario