martes, 30 de abril de 2013

QUEREMOS SABER LA VERDAD...PERO POR FAVOR, QUE NADIE NOS LA DIGA.

   Bien. Ya hubo parto de las montañas. El Gobierno Rajoy dio explicaciones de las cuentas públicas y de las perspectivas que nos esperan para los próximos tres años. Y corrigen las desviaciones que estaban siendo observadas. Sin paños calientes, sin anestesia previa, las correcciones a la palestra. Y desde luego, son adornos, sin contemplaciones. Como cuando se dice la verdad: clara, aunque duela. 

  Pero hete aquí que parece que cuando alguien dice las cosas claras, sin ocultar nada, y no son precisamente noticias agradables, nosotros, los ciudadanos y los medios de comunicación, que se creen nuestra conciencia, ponemos el grito en el cielo. ¡Clamor!¡despecho!¡tragedia!: este Gobierno miserable ha tenido la osadía de hablarnos con claridad y crudeza de la situación real que padecemos. Y, curiosamente, ese ejercicio de sinceridad, de explicaciones rigurosas y crudas, tal vez por no estar acostumbrados a que nadie nos lo haga, y menos con frecuencia, debe producirnos sarpullidos. Extraño país llamado España, donde sus hijos anhelan saber la verdad de las cosas pero exigen que NADIE se las diga, ¡vaya a ser que les moleste!. 

  Por que, la cuestión es: ¿de donde veníamos?¿es necesario recordar que con el Gobierno Zapatero, se ENGAÑO hasta en tres ocasiones, no a la oposición de entonces, el PP, ni al pueblo español, si no a la Unión Europea con las cifras del déficit, y los planes para corregir ese desastre en el que ellos nos habían metido?.  Y es que VENÍAMOS DE LA RUINA TOTAL. Pero no, la cosa es más sencilla: la culpa es de Rajoy, ¿verdad?. Curioso país llamado España en el que unos tienen el privilegio de arruinarnos dos veces en veinte años y poder decir que la culpa es del PP y de esa derecha pecaminosa que nos flagela y no de su estulticia, de esa carencia absoluta de ideas, de la falta del sentido de la mesura o del más mínimo patriotismo que debería presidir sus decisiones, precisamente para defender ese mantra que predican pero que jamás cumplen cual es el de la prosperidad social y el progreso, lemas del PSOE que JAMÁS cumple y cuando se acuerda de ellos, es para gastar lo que no se tiene, para salir del atolladero de su incapacidad o para distraer a la opinión pública cuando los escándalos les sacuden. 

  Y caso típico es la famosa Ley de Dependencia, muy "socialista" de nombre pero planificada de espaldas a los recursos económicos, esto es, sin dotación presupuestaria y sin el menor rubor para reconocer que NO HABÍA DINERO PARA PODER DESARROLLARLA. Ni con deuda pública. Tal vez eso sea coherente con lo que esa ex-Ministra socialista, que decía que ..."como el dinero público no es de nadie"... pues gastémoslo como buenos socialista a tontas y a locas. Total ¿que más da?...este pueblo traga con lo que se le diga y como lelos, a aplaudir la "genialidad" del progresista de turno. Y por supuesto, en la oposición, harán dos cosas: 

1º: NEGAR lo de la herencia recibida, tanto la del Gobierno Aznar, PERFECTA y plenas las arcas, ¡ya la hubiese querido para si Rajoy..., como la que le cede ese zote, azote de la inteligencia que fueron los Gobiernos Zapatero...

2º.- EXIGIR soluciones inmediatas al fracaso por ellos obtenido en el plazo de dos semanas, cuando ellos tardaron 8 años y 600.000 millones de Euros tirados por la borda, alegremente. ¿No vemos a Rubalcaba y a Griñán, y entre ellos a todos esos fracasados del PSOE, genios del derroche dando lecciones que provocan risas en los lerdos y nauseas en los que usan la cabeza para algo más que para llevar el sombrero u otras cosas algo mal sonantes?

  Pues bien. Este Gobierno da las cifras y nos habla de proyecciones económicas. Sin brotes de ninguna clase. Sin triunfalismos, pero seguro que con unas cifras PEORES de las que ellos esperan en lo más profundo de sus mentes. Y así contentos: en Europa nos dan dos años para lograr estar por debajo del 3% de déficit y las correcciones al cuadro macroeconómico serán necesariamente al alza en lo positivo, o lo que es lo mismo: mayor crecimiento, más creación de empleo y antes y mejores cifras publicas que las que se proyectan en los cuadros. Y si acierto, estamos ante una de las operaciones más sensatas a las que he tenido la ocasión de ver en mis años: DESARBOLAR DE UNA TACADA TODO EL DISCURSO CATASTROFISTA al que asistimos. Sin alegrías, pero de manera constante, por la senda del saneamiento, sin concesiones a los cantos de sirena de tanto "analista de telediario" y charlas de prensa rosa metidos a economista. 

  ¿Y en que me baso para que me de en la nariz que esto puede ser posible?. Pues en que no me cuadran las siguientes cifras REALES y que no dependen del Gobierno si no que son los mercados quienes las marcan, luego el mundo real el que habla: 
  
a.- PRIMA DE RIESGO en 292 y bajando ¿Nos acordamos cuando estaba hace un solo año en 640?

  b.- EURIBOR en el mínimo histórico, luego menor coste para las hipotecas, luego dinero liberado para las familias, y jamás ha estado tan bajo.

   c.- INFLACION, bajando mes a mes.

   d.- La ENTRADA DE CAPITALES extranjeros suma su sexto més consecutivo de aumento: la inversión vuelve...

   e.- BONO A 10 AÑOS, el termómetro de la financiación exterior de España al 4,14. ¿recordamos cuando hace solo un año estaba en el 5,7%?¿sabemos la ingente cantidad de intereses que nos ahorramos cuando ese interés del Bono baja?

   f.- DÉFICIT PUBLICO baja en el primer trimestre del 2013 al 1,63% del P.I.B., esto es, un 16% MENOS que en el mismo trimestre del año pasado. 

   g.- Las EMPRESAS, VUELVEN A LOS BENEFICIOS, y esos beneficios son IMPUESTOS a pagar, luego tímidamente, algo se mueve. 

   Con estas pinceladas, y caso de persistir, y pensando que en el 2º y 3º trimestres son buenos a efectos de contratación por el verano y el turismo, y no olvidando que esos turistas vienen más, gastan más y lo harán por que bajamos precios, ¿no cabe la sospecha de que el Gobierno tiene la íntima convicción, oculta, eso si, vaya a ser que le acusen de sembrar "brotes verdes", de que las cosas pueden ir mejor de lo previsto?. 

  Pero ya se que estos datos son datos "macro". Y ahora, en el momento en el que todos somo economistas doctorados, poco dicen, ¿verdad?. Porque de inmediato, el más osado de los contertulios hará la pregunta-mantra: la "macro" puede ir bien, pero los 6.000.000 de parados no comen de ellos (disparate más grande que la Catedral de Sevilla, pero suena bien...). Así que ¿cuando se creará empleo?. Y ante tan docta audiencia de estos analistas de pro, si estuviese entre ellos y fuese alguien en el Gobierno les diría muy seriamente: DENTRO DE TRES SEMANAS, DOS HORAS Y DIECISÉIS MINUTOS. Para que dejasen de hacer el necio, decir idioteces y recordarnos lo que todos ya sabemos: que cuando toca apretarse el cinturón, se pasan penalidades, dura mucho tiempo y la comida es demasiadas veces PAN CON LÁGRIMAS. Por desgracia, y mientras se deba dinero, no queda otra.

  Pronto veremos que pasa. Pero me suena a gato encerrado. Y esta vez, ¿quizás sea el que nos interesa?. 


   Saludos cordiales.



  

No hay comentarios:

Publicar un comentario