martes, 9 de abril de 2013

CAMPS Y COSTA, INOCENTES. ¿Y NOSOTROS?







   Caso Gürtel, ramificación valenciana, Camps, Costa y los trajes famosos, elemento para algunos clave de la corrupción de la trama creada por el Bigotes, ¿verdad?. Después del calvario, después de las filtraciones de los sumarios, después de que ambos nombres quedasen como sinónimos de lo corrupto y de lo mísero de la clase política...resulta que el Tribunal Supremo les declara INOCENTES. Y la pregunta que se me viene a la mente ahora mismo es: y ahora, después de haberlos despellejado, aplastado, insultado y desprestigiado, ¿quién les devuelve su honor, su dignidad?. En definitiva, ¿quién les devuelve SUS DERECHOS que, como todo INOCENTE, tienen?. La respuesta es sencilla: NADIE.

  Destruimos su carrera. Desertaron demasiados IDIOTAS, colaboradores de ellos para lo bueno, esto es, para salir en las listas, para cobrar, para dar ruedas de prensa y ocupar cargos, llegaron a un acuerdo con la Fiscalía para evitarse el Juicio, COBARDES ELLOS, payasos dedicados a la vida pública. Les dejaron a los pies de los caballos, su partido, el PARTIDO POPULAR: se ACOBARDO. Ahora que son INOCENTES, y lo repito para que NADIE trate de minimizar este hecho, ¿que harán, QUE HAREMOS, para devolver la dignidad a quienes, por las torturas de los  telediarios, por las befas de las tertulias, por las idioteces de los "enterados" de siempre, condenamos a ser llamados la imagen visible de la corrupción?¿Simplemente un silencio elocuente?. Y digo elocuente por lo que de tapa-vergüenzas tiene, naturalmente. 

  Vimos como un sastre LADRÓN era llevado casi en secreto por EL PAIS a los Juzgados a declarar. Vimos como se filtraban partes - ¿solo partes o MAS que TODO el sumario)- con la complacencia de los Jueces, vimos como declaraban, como salían cintas que, (¿se recogieron de manera LEGAL y donde?), sacadas del contexto de TODA una conversación, resultaba de su audición que estábamos delante de unos chorizos del tres al cuarto. Ahora...¿NO PASA NADA?. Los que INSULTARON ...¿quedan INDEMNES?. los que acusaron...¿SE VAN DE ROSITAS?. Si eso es así...queridos compatriotas....¡¡¡¡¡¡¡Que fácil y que barato  sale el MENTIR!!!!. Y si ese es el precio a pagar por tanta infamia, si los miserables que juegan a eso y los pusilánimes que callan viven tranquilos, nosotros, los ciudadanos, ESTAMOS VENDIDOS ante tanto miserable. 

  Y los que con saña acusaron, los que se personaron como acusación popular, si. los del PSOE de Valencia y Rubalcaba de mandamás a la cabeza -¿ya nos olvidamos de su célebre intervención en la que le pedçía las facturas de los trajes?¡¡¡¡que mala memoria tenemos!!!, ¿verdad)-...¿tienen algún sitio donde vomitar tanta miseria o, acostumbrados a pisotear los derechos delos demás, so capa de que son de derechas tienen el cuerpo tan echo a los atropellos que ni siquiera una disculpa saldrá de sus labios por tanta infamia e idiotez vertidas?. De IU de Valencia, ni hablo: la ESTUÌDEZ es su bandera.

  Sentencia firme, instancia definitiva, caso resuelto,...pero con DOS INOCENTES tirados en la cuneta del honor, asesinados por tanto "honesto" defensor de la Patria, de tanto "censor" envidioso. ¿Homenajes ahora?¿reconocimientos a estas alturas?....DESPRECIO les daría yo a quienes siendo compañeros de partido, se acobardaron, a quienes siendo votantes suyos, desconfiaron, a quines debiendo informar con honestidad, se convirtieron en infames propagadores de insidias. Sencillamente, si fuese CAMPS y COSTA mandaría a un sitio demasiado mal sonante a todos. Y con razón. 

  ¿Seguiremos dando pábulo a esos medios especializados en buscar "verdades" FALSAS, seguiremos escuchando a "analistas" legos, seguiremos pidiendo CARNAZA a la prensa y medios de comunicación o seremos serios algún día?. 

   Hoy es un día de vergüenza no para CAMPS y COSTA, no,  ellos SON INOCENTES...sino para NOSOTROS, por nuestras frágiles convicciones, por nuestras mudantes adhesiones, por nuestras endebles creencias y por nuestra mucha y malsana curiosidad y COBARDÍA. 

  Saludos tristes, por que quién no callo, acusó, y demasiados, condenaron lo que ahora se declara INOCENTE. Matamos a la VERDAD, y, en su lugar, erigimos como diosa a LA ESTUPIDEZ. Bien ganada tenemos la penitencia: el hacer el ridículo. Y lo hacemos demasiado bien, ¿verdad?.

  Y lo peor es que nadie se da por aludido.  ¡Faltaría mas!


No hay comentarios:

Publicar un comentario