jueves, 14 de marzo de 2013

SI ESTOS SON LOS MAESTROS, MEJOR QUE HUYAN LOS ALUMNOS

Si algo tienen estos tiempos de protesta es que cualquiera, en su legítimo derecho puede ejercitarlo. Y, también, en su legítimo derecho puede informar, a través de los medios de comunicación, sobre la naturaleza y razones de cada protesta. Es la consecuencia afortunada del Estado de Derecho unido a los privilegios que a todos los ciudadanos nos otorga la aplicación masiva de las nuevas tecnologías de la Sociedad de la Información, de modo que, siendo nosotros los protagonistas indiscutibles de cuanto ocurra, somos nosotros, al mismo tiempo, sus propagadores, mediante las redes sociales, de cuanto novedoso entendamos que ocurre.

  Pues bien. Una de las protestas que más calaron en nuestra sociedad, fueron, por un aparte, los recortes aplicados al gasto en educación y, por otra parte, la necesidad imperiosa de una reforma severísima de nuestro sistema educativo. Necesidad de reforma  que queda expuesta de manera palmaria al comprobar como cada año bajamos, más si cabe, no al últimos puesto de la O.C.D.E, no: más bajo aún, siendo la peor enseñanza que se imparte. Triste honor que nos toca soportar. Y, por otra parte, el presupuesto dedicado a la Enseñanza,  que no para de crecer, incluso a mayor porcentaje que el que pudiera derivarse del incremento del número de niños: estos no aumentan, y si los profesores, personal auxiliar. Derroche, pues, en un momento en el que cada Euro debe ser mirado con lupa. 

  Pésimos resultados académicos, fracaso escolar estimado en un ¿25%?, exceso de plantillas, derroches económicos. Algo iba demasiado mal y demasiados vivían del cuento. Por eso, cuando todo lo excesivo, cuando lo ineficaz se elimina, cuando solo se mantiene lo positivo, lo edificante, lo educativo stricto sensu, salen los de siempre a protestar. ¿Y quienes eso esos de siempre?: los que a cada fracaso escolar solicitan dos profesores de apoyo, tres talleres, y cuatro sandeces para que cinco niños más cada día se piensen si seguir estudiando o no. 

  Puede parecer crudo lo que digo. Pero nada mejor para demostrar mi indignación con esta situación que exponer los brillantes resultados de tanto INÚTIL como hemos estado manteniendo. INÚTILES que, probablemente vayan deambulando por las calles madrileñas con ese trapo verde que solo a su ignorancia pertenece, pero que nunca sirvió para lo esencial del trabajo por el que les pagamos con nuestros impuestos: el enseñar a nuestros hijos. No. A ellos, solo el sueldo les interesa, solo el tener "curro" -por que no saben decir TRABAJO- y, probáblemente ni siquiera sepan si esa palabra lleva acento. 

¿Cuales son esos hechos?. Pues vamos a ellos. Resulta que se convocan en Madrid unas oposiciones a Maestros, en total, 489 plazas. Se presentan 14.110 aspirantes. Y de ellos, había 3.800 que habían sido contratados a lo largo del curso para cubrir bajas. Pues bien: la primera en la frente: solo aprueban todas las fases de la oposición, solo 1.913 personas. INTOLERABLE. Pero el ridículo es mayor si cabe, si tenemos en cuenta que una de las pruebas, denominada prueba de conocimiento, está diseñada para ser respondida por alumnos de ¡¡12 años!!. Pues bien: no la pasaron casi el 86% de los opositores. 

  Pero hay más. Preguntas del tipo "¿por donde pasa el Duero, Ebro y Guadalquivir?" SOLO la supieron contestar el 1,83% de los opositores. Y SOLO el 13% supieron definir las formas gramaticales en una oración, concreta. O no saber contestar cuantos centímetros hay en DOS METROS TREINTA CENTÍMETROS. Demoledor. INTOLERABLE. Sencillamente INDECENTE. ¿En manos de estos INÚTILES PODEMOS DEJAR A NUESTROS HIJOS?. Pues bien, ESOS SON LOS QUE "INDIGNADOS" salen a las calles protestando. Pero ¿protestaban por las FALTAS DE ORTOGRAFÍA que cometían?. 

Pero para seamos capaces de comprender el cáncer que ocultan estos desastrosos resultados, este ROBO de esos inútiles, debemos decir más: 

  1º.- Alegan esos ineptos que "...solo tenían cinco meses para preparase las oposiciones". ¿Solo cinco. DEMASIADOS si fuesen competentes. Pero para los inútiles, todo el tiempo del mundo, es poco. Eso es lo que dice Isabel Galvín de CC.OO de Madrid. Luego apañados vamos con los compañeros de los sindicatos. Y que no es bueno que estos hechos salgan a la luz, pues podrÍan servir de mofa y escarnio para los "opositores". ¿Mofa?¿escarnio?...no: A S C O y demasiada R A B I A.

  2º.- Alega Francisco Melcón de la ANPE de Madrid, que "... como so se daba en secundaria y no en la carrera..se puede olvidar...". Claro. Y las faltas de ortografía, también, y el sumar. Por eso sugiero que esos ineptos escriban cuando salga de manifestación  "contra los recortes", la siguiente frase en sus pancartas 

BIBAN LOS MAHESTROS GÜENOS...ZEMOS LO MEJÓ DE TO ER MUNDO

  3º.- Resulta que estos INEPTOS para mantener la bicoca del sueldo no merecido como interinos, muchos de ellos, no tenían que aprobar todos las partes de las que constaba las oposiciones, quedando en la bolsa de trabajo. Y nada mejor para situarse en ella que el valorar la antigüedad en un 46,8%, la nota de los (o DEL...) examen un 36,1% y otros criterios, el 16,1. Claro. ¿Que es lo que prima?...el inepto que consigue mediante ese baremaje estar en la bolsa con el apoyo entusiasta de los sindicatos.

  4º. Puede imaginarse quién lea estas letras como ha sentado a tan conspicuos "opositores" las nuevas normas para esas oposiciones, en las que hay que aprobar TODAS las partes de la oposición, no pudiendo entrar en la lista de bolsa de interinos quienes no lo hagan, y que los puntos totales para esa interinidad sea  el 80% de la nota de la oposición, el 15% la antigüedad y el 5% el Inglés. Braman esos "genios" con las nuevas normas. Pues bien: los sindicatos rechazan de forma tajante estas medidas, y exigen que sigan haciéndose las cosas como antes, esto es, destrozando a nuestros hijos y negándoles su futuro. Luego cuando alguien salga a esas "Mareas nauseabundas", que se piense que es lo que se está defendiendo, por que lo que se refiere al futuro de los más jóvenes, de eso, sencillamente pasan de largo.

  Es intolerable. Pero, miserias de estas gentes, resulta que hasta Rubalcaba estaba harto de este desastroso estado de cosas. Nadie puede olvidarse que propuso que los maestros tuviesen un  MIR, parececido a los de los médicos para poder elegir a los mejores maestros. Pero, tal y como lo tiene en el PSOE...ni caso le hicieron. 

  Tiempos de reformas, tiempos de seriedad, luego malos tiempos para los vividores del cuento que tanto abundan y que tanto destrozo causaron y causan. 


   Saludos cordiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario