jueves, 7 de marzo de 2013

CHÁVEZ Y ALGUNA PROGRESÍA ESPAÑOLA

   Murió Hugo Chávez, el Presidente bolivariano. Murió un ser controvertido, odiado y querido, que dirigió Venezuela durante quince años. 

   ¿Luces?...algunas, como la de dar la palabra a amplios sectores de la población aparatados del tráfico económico, los desheredados de la tierra. ¿Sombras?, sencillamente, el quebrar a un país inmensamente rico en recursos naturales y con una situación geográfica inigualable. ¿Su herencia?: el caos. Caos por que el Poder, cuando se ejerce de manera tan personal, cuando es una persona la que acumula la legitimidad y no el Sistema, hace que este Poder sea absolutamente dependiente de él, hasta el punto de que cuando falta, es la lucha por la herencia política la principal de las batalla a librar, y son sus seguidores más íntimos los llamados a disputarse entre ellos el botín de lo acumulado. 

  Una inflación galopante, carencia de energía en un país que nada literalmente en petróleo y gas, con la agravante de que los precios de estos elementos son elevados, con recursos minerales e hidraúlicos ilimitados, un país relativamente poco poblado,  grande en extensión, de excepcional belleza y próximo a Estados Unidos, ese país no puede tener dificultades enormes para suministrar energía eléctrica a empresas y ciudadanos, no puede tener un sistema bancario en quiebra, o una inflación que, dada la negativa a presentar sus cuentas ante el FMI desde el 2005,  se estima en el 40% anual, lo cual denota el dramático estado de su economía. 

    Ese país no puede ser considerado un Estado bien gobernado. Financiando con la renta petrolera un crecimiento contra natura, arruinando el tejido productivo, eliminando a las clases medias, columna vertebral de la sociedad, devaluada su  moneda, lo cual contribuye a arruinar más las expectativas de la población y más cuanto más humildes sean sus ciudadanos, y con una economía en recesión galopante,Venezuela se encuentra en la encrucijada más dramática de su vida. 

 Pero lo que me interesa es su repercusión en España y en ciertos sectores de nuestra clase política, que vieron en ese modelo personalista de gobernar una expectativa para aplicar en nuestro País. Creyeron, si, pero no entendieron lo que allí pasaba. Por que atropellar el Estado de Derecho según el estado de humor de Chávez, no es precisamente  a lo que anhelamos aquí. Que la inseguridad jurídica sea la nota dominante en las acciones de un Gobierno no es precisamente nuestro sueño. Que la violencia galopante que azota sus calles y ciudades no es el colmo de nuestras aspiraciones o que la corrupción sea de las de ejemplo mundial Y, además, ¿donde está en España esa clase tan numerosa, casi el 70% de la población históricamente en Venezuela, pero no en España, que vivía en la marginación, en la pobreza y en analfabetismo?. 

  Pero lo adoraron. Chávez fue para esa progresía el referente a la pesadilla de la caída del muro de Berlín y del retroceso del socialismo e el Viejo Continente. Y afloraron con Chávez los viejos vicios de ese sistema: culto a la personalidad, centralismo en un pequeño grupo de personas, discrecionalidad, demagogia, populismo y cercenamiento de las libertades, empezando por la de los medios de comunicación, aun a costa de un engaño masivo a ese pueblo al que se le adula pero que se le arruina cada día como si del efecto del opio se tratase. Como en la vieja China y la forma de que ese pueblo no pudiera ver la naturaleza del desastre que esas políticas desastrosas les acarrearía. 


  Y esa adoración tan hispánica por lo descabellado de algunos políticos nuestros, hace que asistamos a disparates tales como el que protagoniza, por ejemplo, el portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento andaluz, José Antonio Castro, quién en el colmo del paroxismo no tiene otra cosa mejor que decir que "le gustaría implantar en Andalucía el socialismo del S. XXI" o  "muchas de las medidas que Chavez  adoptó"...¿quizás el culto a la personalidad a Diego Valderas, a Cayo Lara o a Julio Anguita?. ¿No sería mejor que pagasen a Hacienda lo que deben y que le diesen al Tribunal de Cuentas esas cifras que con tanto fervor progresista-bolivariano le ocultan?. 

  Pero si esto pasa e el sur de España, otra de las perlas la tenemos en la tierra de mi madre, el País Vasco, y concretamente en Guipuzcoa, donde Martín Garitano, Diputado General, irá amarrado a su perilla a lloriquear ente el lider fallecido en nombre de SORTU....¿o quizás a agradecerle, con carácter póstumo, el apoyo, más que moral que recibieron de este los miserables de ETA?. Y para que quede claro que entre esa "buena gente" los favores no se olvidan, en la Diputación Foral de Guipuzcoa, BILDU, con el olor a pólvora todavía entre sus manos, hace ondear a media asta...la bandera "bolivariana" de Venezuela. Seguro que so colmará de alegría las expectativas de tantos guipuzcoanos de bien que ven en Venezuela el modelo a seguir, y no en la producción de maquinas-herramientas en la Cooperativa de Mondragón. 

 Solo falta el llanto de Sanchez Gordillo, visitante asiduo de ese país, acostumbrado a dormir en colchonetas en las fincas ocupadas pero a viajar en 1ª en los aviones y a las pernoctaciones en hoteles de cinco estrellas, no sabemos si con denuncia por acoso sexual incluidas, como la que tiene puesta por parte de una ex-limpiadora del Ayuntamiento de Marinaleda. Dicen que Sánchez Gordillo le propuso un pisito a alguien en Hornachuelos y algún dinerillo, por pintarse los labios y así no abrir la boca. Lo malo es que la denunciante parece que fue detenida a su vez por robar dos talonarios del Ayuntamiento y cobrarlos. Hábil ella, ¿verdad?, Y progresista. Claro que ella, en plena correspondencia, le acusa de haberle comprado un coche, dado la entrada de una casa y obsequiado con un aborto en Córdoba. Pues bien: pronto veremos como para concienciar al pueblo de Marinaleda, en un Domingo revolucionario de estos, hace que se levante un monumento a Chávez, y con lágrimas en los ojos, añorará los hermosos atardeceres caribeños...con o sin la compañía de alguna revolucionaria.

  Cosas de esta izquierda tan plural que en España no se sabe a ciencia cierta donde se encuentra. Aunque se intente hacerlo. 

   Saludos cordiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario