viernes, 15 de febrero de 2013

¿LA E.P.A.Y EL PARO REGISTRADO SON LO MISMO?

  Una de las polémicas más recientes y, a Dios gracias, no relacionadas con los casos de corrupción que llenan las páginas de la prensa y asolan nuestra fe en la política, es la referida a las diferencias que se aprecian entre las dos maneras de medir las cifras de los parados en España: la E.P.A o Encuesta de Población Activa y las del Paro Registrado.Y la controversia no es fútil, de ahí la viveza en las exposiciones de cada cual. 

   La razón de esa discrepancia es la que existe entre lo que es posible y lo que es real. Lo posible, esto es, los anhelos, las apetencias, los deseos en definitiva, se miden mediante encuestas. Y responde a las preguntas que se les hace a los ciudadanos. Y ante la pregunta de "¿quiere Vd. trabajar?" o la de "¿está satisfecho con su sueldo?" o de "¿cuantos miembros de su familia, mayores de 16 años están sin trabajo?" , las contestaciones son evidentes: si se quiere trabajar,  se desearía mejor sueldo y hay demasiado miembros de esa familia en paro. Si eso se lo preguntamos a 80.000 personas, mediante entrevistas, y ese universo amplio para la realización de la encuesta lo extrapolamos al conjunto de la población, tendremos una tendencia de lo que siente, desea o anhela el conjunto de los ciudadanos. Pues bien: esa es la E,P.A., una medida estadística de los deseos o situaciones de algo, en este caso, del paro. Y como toda encuesta seria, incorpora su margen de error, pero no olvidemos nunca que es una encuesta, y en ella solo se mide el número de los que pueden estar en condiciones de trabajar, nada más. Pero no incluye a los que pudiendo trabajar, no lo desean, no lo solicitan o no constan en los archivos

  El Paro Registrado contabiliza el número real de personas inscritas en las Oficinas correspondientes que demandan empleo. Se trata pues de una contabilización, con nombres y apellidos de todos aquellos que demandan empleo, no de los que pudiendo tenerlo, no lo solicitan. Esa es la diferencia esencial. Pero en ambos casos subyace una cuestión importante dentro de las cifras del paro, sea el real o el estimado y es la de ¿todo el paro es tal?, o lo que es lo mismo ¿se puede aspirar a que no exista el paro?

   Se trata de un asunto complejo. En Economía, y cuando se trata este asunto del empleo, siempre se tiene en cuenta lo que se denomina Paro Friccional, esto es, el cómputo de aquellos que, pudiendo trabajar, no trabajan, bien por que no les interesa, por las razones que sean, bien por que desean un descanso, o por estar cambiando de trabajo, entre otras razones. El caso es que no se inscriben en las listas del paro y están efectivamente parados. Y el caso contrario, el de aquellos que figurando en las listas oficiales del paro, trabajan de manera clandestina, figurando como parados cuando en realidad, están en el mercado de trabajo, pero sin cotizar en la Seguridad Social ni en Hacienda, y beneficiándose de las distintas prestaciones. He ahí los motivos básicos de esa discrepancia

  Pues bien. Ese paro friccional es el paro que expresado en tanto por ciento, no se  puede lograr bajar, ni en momentos de máxima expansión económica. No creo que sea necesario recordar que, cuando crecíamos en los entornos del 4%, allá por el 2006, 2007, cuando España creaba uno de cada dos empleos de toda la Unión Europea, la tasa de paro estaba en el entorno del 8,5% de la población activa. Bien. Ese 8% de paro en épocas de máxima bonanza económica, es lo que se denomina Tasa de Paro Friccional. Y es variable, por economías e incluso  por ciclos económicos.
   ¿El ejemplo de el porqué esa tasa de paro friccional es distinta entre distintos países?. Nada más fácil de comprobar: elijamos cualquier país con estadísticas serias y con cifras fiables, por ejemplo, en la Unión Europea, y sería fácil el comprobar como es que en Alemania,  cuando hay expansión económica y, en consecuencia, en pleno empleo, incluidos los mini-jobs, hay una tasa de paro en el entorno del 5%. Y de ahí no baja. Y esa cifra, puede ser algo superior a la de Francia, quizás en el entorno del 6,5%. Pero nosotros, aún en los mejores momentos, no logramos bajar del 8,5%, y, además, esa cifra fue histórica. Luego refleja la diferencia en lo tocante al modelo de relaciones laborales, en concreto, y, de manera más amplia, detalla las diferencias en lo referente al modelo productivo. Y no nos olvidemos que, en el caso de España, en aquellos tiempos de bonanzas y cuentas saneadas, de expansión económica, además de bajar la tasa de paro a ese entorno del 8.5%, recibía la entrada masiva de inmigrantes, muchos de los cuales pero no todos, se inscribían en las oficinas de empleo para poder lograr un puesto de trabajo legal. 

  Luego ¿a quién hacer caso?¿a la E.P.A. o al Paro Registrado?. Seguro que como arma arrojadiza en política, el que ataca usará la Epa y el que Gobierna, las cifras del paro real, esto es, del Paro Registrado. Y entre medias, los que camuflados entre tanta dialéctica, cobran prestaciones, trabajan en la clandestinidad, computan en ambas medidas y en nada contribuyen a resolver este drama que nos acosa. 

  La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la O.C.D.E., para tratar de poner coto a esta situaciones discrepantes entre las distintas maneras de contabilizar el paro, y el paro real, que es otra cosa, acaba de sugerir una medida que levantara ampollas, y es la de que solo se puedan recibir las prestaciones por desempleo a aquellos que soliciten empleo, esto es, a los miembros del Paro Registrado, de manera que al estar controlados y en disposición de tenerlo, les sea imposible el rechazarlo por que conllevaría la pérdida de la prestación correspondiente. Quizás sea una manera de acercar ambas cifras y seguro que no gustarán a algunos, pero, al menos, sabríamos con precisión la dimensión de esta tragedia que sentimos, que sabemos,  que nos azota cada día, pero en la que, y aún en la tragedia, discutimos. 

   Saludos cordiales.

 

2 comentarios:

  1. Por cierto la OCDE le acaba de recomendar a Alemania que haga reformas porque está cayendo en los mismos errores de siempre: El Welfare State, diez veces mayor que el español, es insostenible..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que en todas partes cuecen habas...pero solo en España nos las comemos y con placer. ¿Habla alguien de los mini-jobs como fórmula para atajar el paro?...No, por que no tendrían "poder adquisitivo" o que, además, sería necesaria una "renta de reinserción" o boutades parecidas, en vez de entender que de lo que se trata es de atajar el paro, no de creer supervivientes en las listas del desempleo, y de que NO HAY DINERO para subvenciones.

      Eliminar