viernes, 4 de enero de 2013

Y MAS CADA DÍA CON MENOS GRACIA

   Ya estamos en el 2013, y en Cataluña las cosas se desarrollan tal y como se preveían, esto es, de disparate en disparate. Y, en consecuencia, los ciudadanos, españoles todos ellos, les guste a algunos o no, comienzan a ver la magnitud del desastre. Pero que no se llamen a engaño. Esos disparates seguirán en un in crescendo hasta obligar al Gobierno a aplicar medidas contundentes que les salven del desastre, político para los causantes del atropello, y económico para el pueblo llano. 

   Pero precisamente esa bifurcación de los intereses del conjunto de Cataluña que se produce entre quienes alocadamente desean la independencia y los que con sensatez se dan cuenta de la naturaleza de la estafa es la que va a provocar el mayor malestar ciudadano posible, pero lejos de las intenciones de los míseros autores de esta estrategia, no será contra el resto de los españoles, no, si no entre ellos mismos. Y es ahí donde tienen la partida perdida. 

  Ya publique en este blog, el artículo A LO QUE DE VERDAD ASPIRA ARTUR MAS, el 20 de Diciembre del 2012. Y se va cumpliendo. ¿Provocaciones?: todas. ¿Disparates?: a cual mayor. Pero ADEMÁS, lo están haciendo con unos errores dignos de un loco. Veamos. 

  Si alguien desea persuadir a los ciudadanos de que la independencia es buena, lo primero que debería hacer es el demostrar que es viable, no solo en la escena internacional, si no en la propia casa de los independentistas. Y  eso solo se consigue mediante la seguridad jurídica tanto de los actos de ese pretendido futuro "Gobierno" como desde el respeto a la legalidad, sobre todo en lo concerniente a todas las instituciones del Derecho Privado y con un cuidado exquisito con las que tienen que ver con el Derecho Administrativo. 

   Pues bien. Ya han fallado ahí. Y la manera más gráfica de demostrarlo es la concesión-estafa hecha a la empresa Acciona en la concesión de Aguas del  Ter y Llobregat. Esa concesión se realiza para poder conseguir dinero, casi 300 millones de Euros con los que poder atender las nóminas, que ya llevaban algunos días de retraso, al sector público catalán y a sus funcionarios. Ganada la concesión y recogido el dinero de Acciona y sus socios, un esperpéntico apéndice de la Generalitat, el Órgano Administrativo de Recorsos Contractuales de Catalunya (O.R.C.C.), revocaba la concesión. Y ante la magnitud del disparate, la propia Generalitat impugna las decisiones de ese órgano consultivo suyo, y envía esa concesión a la Justicia Contencioso-Administrativa para su resolución. Pero eso sí, el pago en efectivo, 298,6 millones bien que lo cogió. Y la cantidad restante, esto es, 696,8 millones, a pagar en 50 anualidades, ¿también los reclamará mientras se resuelve ese proceloso proceso?. Y mientras...¿quién gestiona las instalaciones y da servicio a las instalaciones y ciudadanos?.  Pues ese es el detonante de la cascada de dudas que se ceban en la seriedad de ese Gobierno autónomo. Por cierto, entre los socios de Acciona, están dos familias de lo más selecto del capital catalán. Excuso decir la cara que se les habrá quedado después de esta ocurrencia que, una vez más, el inefable Homs ha tenido que explicar,sin saber como hacerlo, a los medios de comunicación.

  Pero lo más gracioso ocurrirá cuando se inagure el A.V.E. Barcelona - Gerona - Figueras. Resulta que gestiona el proyecto el Gobierno de España. Inagura el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Pagan los españoles.... ¿Irá Mas al acto?. Y si va, ¿que idiotez dirá?. Por que si dice que esa obra se hizo con dinero catalán, la carcajada podría oírse desde París. Si dice que lo gestionará la Generalitat, es que en el desayuno en vez de leche, bebió coñac del malo. Y si se calla, ya le estarán llamando los de Esquerra Republicana, por haber desaprovechado la ocasión de afrentar al Gobierno legítimo de España. 

   Y mientras Rajoy, cada día más astuto, les aprieta las clavijas. Sin estridencias, sin ruidos, sin amenazas...pero con Montoro a los mandos de las cuentas. Y la peor noticia para las ansias independentistas: la aprobación para este año y ya mismo (parece ser que en este mes de Enero) de la posibilidad para los proveedores de Comunidades Autónomas y Ayuntamientos, de poder cobrar sus facturas de la propia Hacienda, para que esta descuente de manera automática a las Autonomías y Ayuntamientos esas cantidades de las partidas que tienen asignadas como transferencias de los Presupuestos Generales del Estado y de esa manera, se impide que se desvíen partidas dinerarias para otros fines distintos de los impuestos por el Fondo de Liquidez Autonómica. Y, curiosamente son, entre otras Andalucía y Cataluña señeras en este tipo de excesos. Luego mal porvenir para esos Gobierno autonómicos.

  Así que tendremos ocasión de asistir a un interesante espectáculo, grotesco, descerebrado, pero cada vez más desprtestigiado, gracias a Arturo Mas y a los más locos aún de Esquerra Republicana.

  Saludos cordiales

No hay comentarios:

Publicar un comentario