miércoles, 19 de diciembre de 2012

¿UNA JUSTICIA EJEMPLAR?

  Desde luego, somos una Nación pródiga en noticias, y más, cuando algún  personaje público se pone ante un micrófono. Es estar ante él, y atraídos fatalmente por ese aparato, empiezan a decir sandeces. Y, peor aún, ese impulso a decir disparates les nubla el sentido del oído. ¿O quizás lo que les gusta es oírse a sí mismos?. Seres que viven en la vanidad, peleados con la dignidad, solo son dadivosos en su estulticia. Así que entremos en materia. 

   Si ayer comentaba el como es posible que mientras en Madrid se esté librando una batalla absolutamente desleal con la verdad y que oculta demasiados intereses personales de los que, bata blanca en ristre, protestan como energúmenos, mientras que en Andalucía, por ejemplo, eso mismo lleva implantado más de una década por los mismos que ahora patrocinan estas quejas, hoy nos dan la nota no los de las batas blancas, o los de las camisetas verdes. No, Hoy nos cae en suerte los hombres de negro, esos que usan las togas para ponerse a trabajar. Y, la verdad es que no tienen desperdicio. 

  Inmersos en varios frentes judiciales, tales como las tasas que ya entraron en vigor, o ciertas normas que acababan con los privilegios que nadie se explica el por qué de los mismos, y, menos aún, cuando los ciudadanos estamos azotados por las privaciones e impregnados por los recortes que cada uno tiene que hacer en sus economías para poder llegar a final de mes, ese negro estamento nos obsequia con dos perlas dignas de tener en cuenta. 

  Por una parte, alguien tan sencillo él como el Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, el Magistrado D. Gonzalo Moliner. Este Juez, quizás un tanto ajeno a las tribulaciones de los presuntos reos, (por que en demasiadas ocasiones es la sensación que se tiene cuando se cae entre tan oscuros ropajes), a los que se juzga cada día, víctimas, además, de determinadas sentencias que causan más dolor que las bombas, resulta que le entra el vértigo del disparate con la ilusión de quién ve un micrófono una vez y para él solito. Y puesto a decir cosas que solo él debe entender como sensatas, no los demás, y menos los ciudadanos, se aventura a decir que los recortes llevados a cabo por el Gobierno del Sr. Rajoy, le parecen un tanto excesivos. Y pone como ejemplo el hecho de tener que viajar en clase turista cuando coge un avión. ¡¡¡Imagínense la sensación de ridículo que puede sentir este CIUDADANO al que PAGAMOS su VANIDAD!!!. Alega que ya no tienen la "semana caribeña". Claro: los españoles, nos vamos en estos tiempos de bonanza a las cálidas playas del Pacífico, ¿verdad?. Y eso, unido al recorte de una paga extra, (OTROS , CASI 2.000.000 de ESPAÑOLES han visto RECORTADO TODO SU SUELDO), esos recortes, dice, son excesivos. Sumémosle a estos hechos el que ya los escoltas escasean así como los coches oficiales, y la obligación de pedir permiso o notificar aquellos desplazamientos que tengan que hacer, a efectos de dietas y demás. Vamos, un dechado de pura sensibilidad, sobre todo con los ciudadanos que, con nuestros impuestos pagamos su sueldo. 

   Pero si desde la más alta magistratura del Poder Judicial salen estos exabruptos, no se quedan a la zaga sus peones de briega, los inefables abogados. Tengas pleitos y los ganes, maldecía la gitana. Pues los adalides de esa Justicia gratuita y pública...menos para ellos que siempre cobran y por adelantado, y más cuantos más pleitos tengan por cierto, resulta que en su Colegio Profesional, el más importante y numeroso, el de Madrid, (otra vez la Batalla de Madrid...), cuando se reunen para elegir a su Decano, resulta, digo, que, puñalá de pícaro, le hacen la pascua no a Pascual Sala, el del Constitucional, no, si no a Sonia Gumpert quién, según el recuento de los votos, encabezaba la candidatura ganadora. Cosa interesante al comprobarse que 7 de las 14 candidaturas presentaron expedientes de nulidad de esas elecciones por irregularidades. ¡Vamos!,¡¡¡¡como para no tener cuidado con la cartera cuando se está cerca de estos elementos!!!. 

   Pero ¿no eran estos mismos fenómenos de la naturaleza, esa plaga que azota España desde hace siglos los que hace pocos días protestaban enérgica y airadamente en defensa de los intereses de los ciudadanos ante las reformas, a mi juicio inexorables e ineludibles que este Gobierno, si es serio, debe acometer y está acometiendo?  O ¿se trataba de un espejismo?. Por que ser defendido por quienes se dedican a cometer "irregularidades" con el "resultado de nulidad" en un proceso "electoral", ¿tienen credibilidad alguna?. Ahora, que con el mismo brío, salgan a la calle a pedir perdón, sandez esta demasiado recurrente entre aquellos que no se lo merecen y que, pasadas unas semanas, volverán a las andadas, esto es, al corporativismo más vil y a las "solidaridades" más tenebrosas. E, indefensos ante tantas rapaces juntas, la carnaza, esto es, los españoles y nuestros problemas, a su merced, para alimentarlos. 

   Así nos va. Y una duda: ¿notamos, quizás, con más claridad que algo  no olía bien en esa protesta de las togas negras?. Poco a poco, quizás salga la pestilencia de las miserias que celosamente guardan en sus cajones. La cuestión será si podremos soportarla los ciudadanos. 

   Saludos cordiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario