viernes, 7 de diciembre de 2012

OPINIONES DESDE LA FRANQUEZA

   Casi en Navidades ya. Y casi hace un año, ya que solo faltan días para que se cumpla el primer aniversario de la llegada al Gobierno del Partido Popular. Un año....casi eterno. Eterno por que las dificultades son enormes, por que la dureza de la crisis la estamos sufriendo en nuestras carnes de una manera brutal. Eterno, por que no hay semana, casi días, en el que no aparezcan nuevas cargas, más recortes y, al mismo tiempo, menos perspectivas. Eterno, en definitiva, como lo es el día a día cuando  no se tiene esperanza en nada y en nadie. 

  Ese es el estado de ánimo de nuestro pueblo: desanimado. Y con ese estado de ánimo, apretar más las tuercas a los que nada tienen ya para dar y casi para poder comer es, no solo un suicidio, si no una irresponsabilidad, es el abocar a la gente, lisa y llanamente, a la desobediencia. Pero, ¡atentos!: una desobediencia sin líderes, ya que nadie tiene esa solvencia moral suficiente como para poder ponerse al frente de tanto desánimo y, menos aún,  para poder acreditar una cierta autoridad moral que sirva para moderar ánimos, repartir esperanzas y ejercer una autoridad efectiva. Y sin esos líderes, ese desánimo que se está convirtiendo en indignación, puede estallar sin coherencia alguna, esto es, como una algarabía en la que, cada cual, vaya a lo suyo sin que nadie se solidarice con nadie ni por nada. 

  ¿Por qué esta situación?. Pues en mi opinión por varias causas. Una de ellas, en lo tocante a la carencia de líderes, se encuentra en el pésimo ejemplo que dieron los miembros del anterior Gobierno socialista y el Partido de gobierno que lo sustentaba: junto a la evidencia de que fuimos engañados hasta la saciedad por ellos, además, resuenan cada día en nuestros ya hartos oídos, nuevos y continuados casos de corrupción galopante, la peor de todas las insolidaridades posibles, y no pasa nada, salvo las repugnantes pero esenciales "presunciones de inocencia" sobre alguien que, puesto de ejemplo como honesto en una campaña electoral, es detenido, junto a media plana mayor del principal partido de la oposición en Cataluña. Y la "criatura, "por respeto a la ciudadania", solo tiene el coraje de apartarse " unos centímetros"  del Ayuntamiento" (s.i.c.),  esto es, del presunto foco de corrupción. Así que ejemplos como ese o el de la Comisión de los ERE  organizados en Andalucía, no hacen si no devaluar más aún si cabe de ese posible liderazgo imposible ya de todas las maneras.

  Por otra parte, las Instituciones no funcionan. Seamos claros: si la Corona, máxima representación encarnada de nuestra Patria atraviesa, por parte de algunos de sus miembros,  aciagos momentos, ¿donde están las respuestas fulminantes que sirvan para dar ejemplo?. No solo llevar YA ante la Justicia al imputado, no, TAMBIÉN si hubo errores de imagen, afrontarlos. Y no tengo por que temer a lo honesto: si esos errores significaron desprestigio para la Institución y un mal ejemplo para los ciudadanos, ABDICACIÓN, figura perfectamente válida. ¿Sería ejemplar esa medida, de modo que quedase claro que los errores o acciones no adecuadas TAMBIÉN se pagan, y a muy alto precio en España?. Y esto lo dice un JUANCARLISTA CONVENCIDO, como yo. 

   Otra de las Instituciones que nos desazonan es la JUSTICIA. Presos de corporativismos absurdos, privilegiados por unas situaciones disparatadas heredadas desde hace décadas, amenazan con sus sentencias irresponsables, huelgas absurdas, peticiones que exceden lo tolerable y actitudes chulescas nuestra pacífica convivencia. Les importamos poco a los Jueces, y menos, en consecuencia, a la Justicia. Por que, por ejemplo, si un ciudadano en condenado a algo en virtud de una sentencia, la Justicia se encarga de hacérsela cumplir y con toda clase de sanciones posibles, Pero si una Institución NO CUMPLE de manera reiterada con un conjunto de sentencias ¿por que se les TOLERA aunque sea UN SOLO DÍA, que sigan en ese desafío?. Y de la evidencia de que esto pasa, viene parte de nuestro desánimo. Y lo mismo con Hacienda, implacable con las nóminas o con el ciudadano vulgar, pero ¿sorda?¿ciega?¿muda? con el poderoso, con el que saben que defrauda, y no 1.000 cochinos euros, si no MILLONES. ¿Somos iguales en el tratamiento o es todo lo contrario lo que sentimos en nuestras carnes?. Y si me retraso en el pago de un impuesto, ya sé que me sancionan a tipo de interés brutal, con recargos, costas y demás alevosías....bajo el pretexto de que Hacienda somos todos....pero debe ser para ser perseguidos, no por que seamos el pueblo soberano. Pues bien: si ese es el tratamiento que se me da como ciudadano, ¿por que no se le da el mismo a aquellas ADMINISTRACIONES PUBLICAS que derrochan nuestros sangrantes impuestos?¿Como es que no se le ha dicho a CATALUÑA, ANDALUCÍA, o a VALENCIA, por ejemplo QUE NI UNA SOLA COÑA MÁS de ninguna de las maneras Y DE MANERA TAJANTE?.
  
  Pero si alguien tiene una profunda responsablidad en esta situación, es el GOBIERNO. Ya sabemos todos lo de la herencia recibida. Ya sabemos todos las medidas adoptadas para salir de ese infierno: las padecemos en nuestras carnes cada día. Sabemos de la necesidad de políticas de austeridad, ya que somos los primeros que comprobamos, entre otras cosas, que no hay crédito, ni para nosotros, y sí, poco y caro, PERO LO TIENE, para el Gobierno. Si hemos de apretarnos el cinturón, ¿por qué se tolera que algunos, caso de las PETROLERAS, SE HAGAN RICAS A NUESTRA COSTA con márgenes fuera de mercado, o que las ELÉCTRICAS se rifen la cuantía de nuestros recibos de la luz en SUBASTAS PLENAMENTE AMAÑADAS entre ellos?. Son solo algunos ejemplos de este yermo panorama. 
  
   Y desde luego,  el ERROR GARRAFAL en la COMUNICACIÓN al GOBIERNO de ESPAÑA. ¡¡¡Jamás se ha visto desastre semejante!!!. Vamos a ver: ¿es necesario que se les diga al Señor Presidente y a los señores Ministros, que su obligación es la de estar PERMANENTEMENTE explicándonos, hasta el desfallecimiento, si fuese menester, la SITUACION en la que estamos, el POR QUÉ de cada medida, las DISPOSICIONES ADOPTADAS y las PERSPECTIVAS REALES a las que nos enfrentamos?. No nos vale con la comparecencia los Viernes de la Vice-Presidenta del Gobierno en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros: QUEREMOS MUCHO MAS. Y en la sociedad de la información, con una pléyade de televisiones y radios, queremos, QUIERO que estén permanentemente en pantalla, sometidos al escrutinio de los ciudadanos, DANDO LA CARA. Y me da lo mismo si están cansados,  si es Domingo o si no ven a sus hijos: ya sabían a lo que se comprometían cuando se dedicaron a la política y juraron el cargo.

   Luego estas son solo algunas de las razones por las que esa desafección rayana con la indignación atenaza a nuestra sociedad. Sabemos que este Gobierno hace lo humanamente posible por salir de la crisis, pero no sabe explicarlo. Y es el Gobierno, por el mero hecho de que lo es, independientemente del cariz político que le defina, quién tiene la posibilidad de fortalecernos con la claridad. Churchill armó a toda una Nación derrotada de manera humillante como era Gran Bretaña después de Dunkerque , DANDO LA CARA, solo con la radio, y ofreciendo SANGRE, SUDOR y LAGRIMAS, nada más y durante mucho tiempo. Y GANÓ no solo la Guerra, si no el RESPETO eterno de sus compatriotas.

   La cuestión es: si Gran Bretaña tuvo su Dunkerque, su sufrimiento y su Churchill,   nosotros tenemos ahora nuestra crisis, nuestras terribles penurias,si, pero ¿DONDE ESTÁ NUESTRO CHURCHILL?: LO NECESITAMOS, y urgentemente. Por cierto, durante la Guerra, Gran Bretaña estuvo arropada por sus discursos semanales a la nación, aún en medio de los bombardeos. Ahora, en estos tiempos y sin bombardeos, ¿los españoles somos menos que los británicos o es esa la diferencia que separa a una democracia consumada con esta opereta?.

   Saludos cordiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario