jueves, 22 de noviembre de 2012

LOS SERVICIOS MINIMOS Y LA PACIENCIA CIUDADANA

   Acaba de finalizar la huelga de recogidas de basuras en Jerez de la Frontera. Un conflicto que ha durado demasiado tiempo y que ha tenido un coste demasiado alto para la ciudad, los ciudadanos y su imagen, que, en una ciudad sin gran industria y si con una capacidad turística importante, es destrozar los esfuerzos realizados por muchos durante demasiado tiempo. Fueron casi treinta días sin que se recogiese esa inmundicia. Y la imagen de abandono y el riesgo para la salud de los ciudadanos, inimaginable. Las ratas eran las reinas de la noche, y sus pajes, las cucarachas, bien perfumadas por los más infames olores.

   Y me pregunto: ¿de verdad no se pudo resolver antes este asunto?. Por que por una parte el Ayuntamiento ha conseguido rebajar en un 20% el coste del servicio. Y lo entiendo. En una ciudad con 900 millones de deuda, producto de la gestión  de demasiados años del inefable Pacheco, sí, ese que decía cosas tan hermosas como que el gastaba...que ya pagaría "alguien"., o lo de que la Justicia era un cachondeo,  y rematada por la estulticia del PSOE. En esa ciudad, digo,  un 20% de ahorro es esencial, siempre y cuando el servicio siga manteniéndose de manera impecable. Por otra parte, no hay despidos entre los trabajadores de la contrata, URBASER. Me alegro. Pero SI hay rebaja salarial, y de otras partidas que los sindicatos denominan "sociales", hasta el ¿20%? de los salarios apercibir. Y me imagino que el beneficio empresarial se habrá reducido en igual cuantía. Luego después de esa calamidad, parece que todos contentos. 

  ¿Todos?. ¿de verdad? ¿cuanto tiempo se tardará en recuperar plenamente esa normalidad?. Por que una cosa es retirar las 3.000 toneladas de basuras acumuladas y otra, las consecuencias de ese abandono, como son el anidamiento de ratas e insectos. A esos habrá que dedicarles una partida adicional de dinero para atacarlos en sus reservorios, principalmente alcantarillas y conducciones de aguas pluviales. Y ese coste, ¿no es un añadido que alguien tendrá que pagar?. Y no hablemos de los costes indirectos, en lo tocante a pérdida de negocio, tanto turístico como de imagen.

  Y frente a ese acuerdo, una vez más, los ciudadanos son las víctimas de las disputas entre las distintas partes, tomados como rehenes y usados, en las más de las veces como munición a emplear por cada bando en su particular guerra. ¿Fue decisorio el hecho de que estos ciudadanos hartos de tanta irracionalidad, mostrasen su mas enérgica protesta mediante manifestaciones, caceroladas, y, algún exaltado, quemando contenedores de basuras o los mismos montones de ellas, que se acumulaban como cordilleras por las calles de esa hermosa ciudad?. Por que la paciencia de los ciudadanos tiene un límite, máxime cuando con los servicios mínimos, algún genio sindical decidió que no se cumpliesen. Por que una de las raíces de los males que padecemos es precisamente el hecho de que cada cual interpreta la Ley solo en lo que le conviene y nunca en su totalidad. Si no se cumplieron los servicios mínimos, ¿que se hizo para hacer cumplir esa legalidad?. Y  en el criterio de la delimitación y cuantía de esos servicios, ¿quienes son los sindicatos para juzgarlo?.

   Pero lo más curioso es que poco a poco van saliendo las cuentas ocultas allí, en Jerez. Un botón de muestra: la anterior Alcaldesa, del PSOE, aparte de los asuntos judiciales que tiene abiertos por su pavorosa gestión,  tenía contratados como asesores a 33 personas, con un coste para esa ciudad quebrada de 1,5 millones de Euros al año. Ahora, en plena austeridad, con el PP, solo hay 1 asesor, y el coste anual es de 45.000 Euros. Luego, ¿no se estaba dilapidando el dinero?. Y dentro de esa política de ahorro, a partir del 1 de Enero del 2013, todas las contratas del Ayuntamiento tendrán un 20% de rebaja en sus contratos. ¿Que se puede hacer, si no, en esa ciudad que, repito ESTA QUEBRADA?. 

  Si ayer le toco a Jerez, ya se anuncia que en Madrid se tiene esa espada de Damocles sobre la cabeza de los ciudadanos. Y así estaremos hasta que seamos capaces de establecer unas normas sobre servicios mínimos que, al aplicarlas de manera drástica y cabal, disuadan a algunos del empleo de ciertas medidas de presión propias de siglos pasados. 

   Saludos cordiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario