martes, 27 de noviembre de 2012

LA AMARGA LECCION PARA LOS NACIONALISMOS

  Si en alguna ocasión ciertas fuerzas políticas tuvieron la tendencia a repetir las mismas estrategias y a planificar sus acciones, en la certeza - para ellos-que sería la manera más práctica de conseguir a largo plazo esas aspiraciones propias del Siglo XIX, como es la  cuestión identitaria de los pueblos, esos partidos fueron en Partido Nacionalista Vasco y   Convergencia y Unió. Coaligados en las elecciones europeas, vendiendo muy caro los apoyos que al alimón prestaban a los gobiernos minoritarios que se formaban en España, y sacando siempre réditos más que proporcionales en relación a su tamaño y grado de compromiso hasta el punto de resultar intolerables esos apoyos, tan extremadamente onerosos para los intereses de España.

   Pues bien. En ese caldo de cultivo crecieron, y bien saludables,  estas reliquias, que, como jarrones chinos, en el nuevo orden europeo, nadie quiere -ni  siquiera como elementos decorativos-  en la nueva casa europea. Se valieron estos partidos nacionalistas de ese desastre que tuvo cabida en nuestra Constitución de 1978 y que es el Estado de las Autonomías. Impreciso, ampuloso, nada metódico en el tratamiento de esta espinosa cuestión, creyeron los constituyentes que arreglaban un "problema" histórico, y crearon un monstruo histriónico, dado a los comportamientos histéricos, que acaba hiriendo en lo más profundo las más honestas paciencias de los humildes ciudadanos.

  Y junto a ese desastre de organización territorial de España, debemos también, para ser justos, el poner en "valor" la desidia de los dos principales partidos de gobierno de España. Vieron los desastres que producía este modelo de Estado. Vieron los costes que conllevaban. Vieron la naturaleza de las peticiones que esos nacionalismos les hacían para dar "estabilidad" a los distintos Gobiernos sin mayorías absolutas, y cedieron. Luego ellos, tampoco tuvieron esa visión de futuro que debería haber evaluado, y, siendo previsores, debería  haber acotado esos desafueros. Pudieron reformar la Ley Electoral...pero no lo hicieron, temerosos ambos partidos de lo que esos "intelectuales" y los "artistas" que nadie conoce, y a menos importan, pudieran decir y al "que dirán". Y dijeron. Todos menos ellos, y nada agradable por cierto.

   Y así nos fue. Sobresaltados por los delirios de Arturo Mas, y viendo todos, hasta el más lego, las enormes dificultades que se vislumbran, amén del coste económico, político y de imagen que puede llegar a darse, ya que cualquier fórmula de gobierno en Cataluña, será inestable por definición.

   Pues bien. El error de Arturo MAS y de Convergencia y Unió, ¿no es acaso el mismo que el de Ibarreche y el PNV, con el "Plan Ibarreche" del 2004?.  Bien caro pagó el PNV esa aventura que proponía con toda la seriedad del mundo que el disparate se aprobase en el Congreso de los Diputados. En las Elecciones del 2005, tuvo que formar partido con el nacionalismos más radical, entonces Euko Alkartasuna, y la presencia testimonial el Izquierda Unida (Ezquer Batua para los vascos...¿verdad? ) para dar ese "toque " de originalidad tan peculiar. Si algo tenía ese Gobierno de coalición como elemento destacable, era el de su composición nitidamente nacionalista. De hecho, Eusko Alkartasuna se integró en lo que ahora es BILDU. Luego de moderados, nada de nada precisamente. ¿Que precio pagaron por ese desastre?: el  de que en el 2009 fuesen a la oposición, de que perdiesen ese poder que tantos beneficios ( y no todos limpios, desde luego) les había dado. Aprendieron la lección. Y tan es así que no han aparecido ni por asomo por Cataluña en estas últimas elecciones. Hasta ese punto recuerdan el coste de esa estupidez política que fue el Plan Ibarreche.Por cierto, el desastre de ese Plan implico demasiados costes internos para el PNV. Xavier Arzalluz cede el testigo, muy a su pesar a  J,J. Imaz....y este, enfrentado a distintas corrientes, moderado, se abrasa en el cargo cediendo el testigo a  I.Urkullu. Luego desde el 2004 hasta el 2007, en el PNV hubo de todo menos cosas agradables para pasar a la oposición en el 2009. . 

  ¿No lo comprendió bien Convergencia y Uniò?. Pues como tales paralelismos que aparece en la vida, deberán pasar por ese largo camino destinado a los que se equivocaron en la política. Por que no es cuestión de que ese gran problema para todos los demás partidos políticos que es Arturo Mas tenga mayores o menores posibilidades de formar gobierno. No. Se trata de las luchas entre corrientes de pensamiento dentro de su partido, nucleadas en torno a personas determinadas que están ante la posibilidad de que, otros distintos, controlen Convergencia, sin la tutela del Clan Pujol. Luego no es cuestión de que solo se inmole Arturo Mas. No será suficiente, por que el "repuesto" no estará dispuesto a ser una mera marioneta en manos de "alguines" que están en la picota, y en demasiados frentes, la mayoría nada "honorables" aunque sea ese el tratamiento que recibe alguno e ellos. 

   Y en esas transiciones es donde anidan las inestabilidades de Gobierno, que es a lo que se enfrentará CyU, de la mano de Esquerra Republicana. Y esas mismas inestabilidades, serán las que  transformarán -¿quizás hasta la escisión?- a Convergencia y Unio. Y lo harán por que, al igual que en el PNV, en ese partido coexisten sensibilidades diferentes, que van desde el autonomismo tal como está ahora mismo, más leal, hasta el independentismo más radical. ¿Como compaginar en una misma habitación caracteres tan dispares sin que surja la disputa?. Y más aún si esa disputa es sobre el poder y su consecuencia: el dinero. 

   Luego, caminante convergente, SI había camino, muy amargo, y ahora te toca  hacerlo andándolo. Y es muy duro y largo. E irás sin compañía. Pero tendrás que hacerlo. El destino te lo exige, aunque tu, por ahora no lo entiendas: es el precio a pagar por tu osadía. Y es inexorable...... 

   Saludos cordiales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario