viernes, 26 de octubre de 2012

AUDITORIA DE LA ADMNISTRACIÓN

   Por fin se empiezan a oír cosas sensatas, cosas que, por su propio peso, por lo racional de la idea, merecería el aplauso general. Y ¿que cosa más importante y básica, que el saber cual es el tamaño, las competencias, el procedimiento, y los recursos que nuestro Estado emplea para desarrollar su actividad?. 

   Por que lo que resulta asombroso es que en este momento, nadie está capacitado para decir con precisión absoluta cual es el tamaño, la medida de nuestra Administración. Y lo malo es que es precisamente en lo público, que forma parte de esa Administración, donde se está destruyendo más empleo y donde se gastan ingentes cantidades de dinero. La pregunta es , en mi opinión: ¿tenemos la Administración más económica, ágil y comprensible que nos podemos permitir o se trata de un laberinto?. Por que si es esto último, un laberinto, tendría sentido el pensar que es por entre sus ignotos canales, por sus numerosos vericuetos, por sus atajos y sendas oscuras por donde se evapora gran parte de los recursos que destinamos a este fin. Y las cosas no están para permitirnos alegrías con nuestros impuestos. 

  Uno  de los aspectos más llamativos de esta Comisión, tal como ha expuesto la Vice-Presidenta el Gobierno, Soraya S. de Santamaría, es que para englobar el conjunto de las Administraciones, tanto en sus aspectos materiales como organizativos, se desglosa en cuatro sub-comisiones encargadas de : 

A.- Estudio de la simplificación de trámites administrativos: ¿no son una verdadera pesadilla?. Luego auditoría de funcionamiento

B.- Estudio de las duplicidades que pudieran existir entre los distintos nieveles administrativos y entre administraciones. Una tarea colosal que deparará enormes sorpresas. Luego Auditoría de organización

C.- Estudio de la gestión y medios comunes, tanto materiales como humanos: se incluirían los bienes del estado en cualquiera de las Administraciones. Luego Auditoría de gestión

D.- Definición completa de la estructura de la Administración. Luego inventario general de personas y medios

   Pero lo más trascendente es que también afectan, como estructura del Estado que son, a las Administraciones Autonómicas, a las Provinciales y a las Locales. Y tiene su lógica. Preguntémonos algo tan simple como ¿cuantos inmuebles tiene el Estado?¿Cuales están cedidos y a quién?¿Por cuanto tiempo?¿Que uso se les da?¿Cuanto cuesta su mantenimiento, quién lo hace y con cargo a que partidas presupuestarias?¿Están todos en uso?¿Están ocupados con la máxima eficacia?. Por que si con estas solas preguntas comienzan las divagaciones , no por mala fe, si no por que no hay manera de saberlo, ¿cuanto dinero estaremos perdiendo?. Y por otra parte, si queremos que se simplifiquen esos trámites para crear una pequeña empresa, ¿no protestamos agriamente cuando se nos manda de una ventanilla a otra y, lo que se nos pide en una de ellas es lo que no le vale a la otra?. Y la consecuencia, ¿cuanto nos cuesta, como ciudadanos, de nuestro bolsillo la realización de estos trámites, aparte de nuestros impuestos?. 

   No es posible racionalizar el gasto público en la Administración si esa misma Administración no sabe hasta donde llegan sus tentáculos. Luego de mala manera se podría hacer una poda necesaria de lo superfluo, por que ¿ quienes, por qué  y donde son superfluos unos elementos de la misma Administración y otros no?. Al no saber su tamaño, tampoco se sabe con precisión su coste, ni los medios necesarios. O algo tan sencillo como el poder trasvasar medios, bien técnicos, bien económicos o humanos allí donde se vea con claridad que faltan y quitárselos a esas secciones que no se sabe para que existen. Solo con eso, ¿hasta donde podríamos llegar en el ahorro y la eficiencia de la Administración?. 

   Dado que la tarea es colosal y es la primera vez que se hace en España, es lógico suponer que sus trabajos durarán tiempo. Pero, al mismo tiempo, es el tiempo lo que nos falta, y ese tiempo nos está costando ORO. Luego se le da el plazo de Junio del año 2013 para elevar sus trabajos al Gobierno. 

   Por otro lado, no ha comenzado aún a formalizarse esa Comisión, y comienzan los "lirismos" del PSOE. Gaspar Zarrías, de funesto recuerdo en Andalucía, es el encargado por parte del PSOE de coordinarse con el Gobierno. Y ya empiezan las originalidades socialistas. Como les va mal con los nacionalismos y están sin discurso....en vez de ponerse manos a la obra y gastar ocho meses de  NUESTRO TIEMPO y de NUESTRO DINERO, mejor una reforma de la Constitución, infinítamente más lenta y complicada,  por que según ellos, al ser un partido de índole federal, España deberá ser federal y los cambios que se revelarán necesarios en esa auditoría, obligarán a modificar importantes Leyes Orgánicas, empezando por la la La de Bases de Régimen Local, por ejemplo que ya está en revisión, por cierto. Y el PSOE lo dice con toda la seriedad, como si a alguien le importase a estas alturas estupidez semejante. O que en vez de agrupar Ayuntamientos y pasar parte de sus competencias y obligaciones de prestar servicios a las Diputaciones, no se les ocurre a los del PSOE otra sandez que la de la creación de "Asambleas de Alcaldes", como si no estuviésemos hartos de tanta asamblea que solo sirve para colocar a los amiguetes. Y que de reducir ediles y órganos propios de la Administración Local, "ni flowers", vaya a ser que se queden sin "curro" la gente del partido, ¿verdad?. 

   Esa es la tragedia de un partido y esa es la medida de una decisión de un Gobierno. Mientras ese partido solo mira como poder colocar a sus gentes y como tener esos ingresos que tranquilicen a sus militantes, el otro partido, el PP, piensa en como poder racionalizar ese monstruo que creció a golpe de decreto y según los intereses de cada cual en cada momento, o lo que es lo mismo, sin ton ni son. Luego el PSOE se quejará amargamente de que no hay consensos. ¿Como haberlos si lo que proponen son disparates?.

   Así que en este periodo de miserias económicas, ¡bienvenida sea esta idea!. Por que si se hace con rigor y firmeza, estamos hablando de decenas de miles de millones de Euros de ahorro. Y esos dineros, recuerdo que salen de nuestros bolsillos a modo de impuestos. 


   Saludos cordiales.