martes, 9 de octubre de 2012

¿DESDE CUANDO TOXO Y MENDEZ SON PARLAMENTARIOS??

   Este fin de semana pasado asistimos a otra "oleada" de liberados por distintas Capitales de España. gentes que, convocadas por los Sindicatos, esencialmente por CC.OO y por la U.G.T, protestaban por lo que consideran medidas desproporcionadas las decisiones del Gobierno LEGITIMO de España. Y LEGITIMO por ser el resultante de unas Elecciones Generales que se celebraron en Noviembre del año pasado, en el 2011, no en la era de Moisés, y donde ni Toxo ni Méndez estaban en lista alguna de ningún partido, por cierto. Y medidas sobre las que hay mucho de que hablar, sobre el papel de los sindicatos en la creación del desastre en el que vivimos. Cosa que parecen haber olvidado. 

  En PRIMER LUGAR, un sindicato, por fuerte que sea, NO ES UN PARTIDO POLÍTICO, ni puede entrometerse en la política por la sencilla razón de que no se presentaron a las Elecciones. En definitiva, no es nadie para mediatizar la acción de la política en la Sociedad. Pero esos sindicatos, que se denominan DE CLASE, si pretenden hacerlo. Nunca aceptaron el constreñimiento que les suponía el mero ejercicio de la representatividad sindical, de por si bien escasa. Luego, como correa de transmisión de los partidos correspondientes, actúan en connivencia con ellos para lograr fines del todo ilícitos, como es de tratar de revocar las decisiones que el Gobierno legítimo toma. Y si estas decisiones son impopulares, o inoportunas, serán los ciudadanos, y no los sindicatos, los encargados de cambiar un Gobierno por otro, y SOLO mediante una votación, no mediante una algarada. Luego esa pretensión del Referendum no les corresponde a ellos en ningún caso. Se trata pues de una flagrante intromisión en terrenos para ellos vedados.

  En SEGUNDO LUGAR, conviene recordar que esos sindicatos de "clase" e INJUSTICIA, son causantes en gran medida del desastre actual. ¿Es necesario recordar el papel preeminente que Zapatero les dio durante los ocho años de su mandato?¿Es necesario recordar que antes de tomar decisión alguna con la Vicepresidenta Económica, Sra. Salgado, y antes con Pedro Solves,  los líderes de U.G.T. y de CC.OO tenían casi derecho de veto en esas reuniones silentes con Zapatero?. Y lograban acuerdos que desde todas partes, tanto de organismos nacionales como de los internacionales más prestigiosos ya advertían que nos llevaban directos al desastre. Claro que de eso no hablan ahora. Como tampoco hablaron de las consecuencias de esas políticas pactadas. Recordar ahora que en el año 2010 el déficit público era de CASI el 11% y que por eso, con los recortes como el de el pensionazo entre otras medidas y a la colaboración del  PP, España no fue intervenida, en Mayo del 2011. Recordarles esto es recordarles cosas nada agradables.

  En TERCER LUGAR, esos sindicatos que tanto protestan ahora, eran sordos cuando a la hora de negociar los Convenios Colectivos fijaban unas condiciones laborales que hacían perder continuamente productividad a la Economía Nacional. Y productividad NO ES TRABAJAR MÁS HORAS, sino trabajar MEJOR con más EFICACIA y con unos COSTES similares a los de los países de nuestro entorno, en este caso, la Unión Europea. Y es que en la coste de la hora trabajada no solo se incluye la remuneración al trabajador, la antiguedad, las cuotas a la Seguridad Social o la Cuota Patronal. ADEMÁS se incluye la PRODUCTIVIDAD o lo que es lo mismo, la EFICACIA o RENDIMIENTO de la hora trabajada. Y de eso no querían ni quieren oír hablar. Por que ¿de que vale que se diga en un convenio que el coste del despido para el empresario será el equivalente a los 41-45 por año trabajado si NO HAY DINERO en la empresa para pagarlo?¿Tiene el Estado recursos suficientes para atender el desempleo?¿Quien pone ese dinero tan necesario si no los denostados por ellos, MERCADOS?.¿Abarata el coste real de la hora trabajada esa pléyade de liberados sindicales que, PAGADOS por los trabajadores y empresarios, LUEGO UN COSTE AÑADIDO, no producen NADA salvo disgustos y distorsiones?. Y el gran drama de la acción sindical: el drama de los Convenios Colectivos, pactados de manera lineal y rígida, sin comprender que no es lo mismo aplicarlos a una empresa de 100 trabajadores que a un pequeño negocio del mismo ramo con solo dos. 

   Pero hay más aún. Cuando ese poder sindical ilegítimo estaba en su máxime auge, ¿no eran ellos los fautores de algunos de los desmanes más notables de la democracia?. El ejemplo vistoso de los ERE, por ejemplo, en el que ellos, como representantes sindicales que eran, participaban a la hora de negociarlos, y  demuestran hasta que punto estaban implicados en la trama de la corrupción. Claro que nos salen con la copla de que se trataba de unas personas concretas. Tal vez, pero el dinero cobrado por realizar esa mediación ¿se lo quedaba esa persona concreta o acababa en las cuentas de los sindicatos como los emolumentos de tanto Consejero sindical?.

  Pero es que EN CUARTO LUGAR, está más que claro que esta movilidad sindical tan virulenta se debe a, por una parte, el escaso eco que conllevan sus manifestaciones, cada vez más vacías, y, de otra parte, a la precaria situación económica que padecen, al igual que los partidos y organizaciones patronales. No se trata solo de recibir tal o cual cantidad de dinero, se trata de poder tener bajo control a esos liberados sindicales que hacen de masa para cualquier movilización. Si ellos, el poder sindical simplemente desaparece. 

  Es por estas razones por las que esos sindicatos, ahora tan beligerantes y antes tan dóciles y agradecidos, carecen de la legitimidad moral para poder proponer nada, al menos, NADA SERIO, por que viniendo de ellos ya sabemos que sus propuestas están destinadas a salvarse solo algunos de sus miembros ( y alguna miembra que otra...) a costa de nuestra ruina. 

   Y no estamos para ruinas añadidas. Con la que nos trajeron, creo que estamos servidos para rato. 

   Saludos cordiales.


  

No hay comentarios: