martes, 25 de septiembre de 2012

PÚBLICAS PROTESTAS Y OSCUROS INTERESES

  Hoy tocaba manifestarse ante el Congreso de los Diputados. Se trata de un ejercicio lícito reconocido en nuestra Constitución, naturalmente. Pero ¿hasta que punto en sus profundidades es legítimo?. Y por profundidades me refiero a los que organizan este acto de protesta, los reales, los que nunca dan la cara. 

  Ciertamente, la situación económica es grave, las dificultades las sabemos todos y entre todos las estamos pagando. De eso no cabe duda alguna. Pero ¿seguro que la mayoría de los ciudadanos no comprenden que es el único camino posible para salir de la crisis?. Por que no conozco caso en la Historia de la Humanidad en el que las deudas se paguen con más gastos y sin hacer esfuerzos y ahorros. Y es que las deudas de una nación las pagamos los ciudadanos, a base de recortes, de apretarse el cinturón. Y todos sabemos que no es nada agradable. Pero ¿queda otro remedio?. Y en caso de ser así, ¿cual es, quien lo tiene y como se aplica?. Y es en este punto cuando comienzan los silencios, demasiado elocuentes en algunos. 

   Silencios elocuentes. Naturalmente. Por que una cosa es organizar protestas y hacer fluir el malestar de los ciudadanos por las privaciones a las que estamos sometidos, que a NADIE LE GUSTA, y otra cosa muy diferente es el dar alternativas reales. Por que ¿seguimos gastando lo que no tenemos?. Y cuando no nos prestan dinero nadie, ¿como pagamos esas nóminas, o pensiones, o matrículas en Universidades?. Si no hay dinero, no se podrá pagar a nadie, y ya no será cuestión de protestar o quejarse, será cuestión de pasar hambre y penalidades sin límites. Y lo sabemos. 

   Y en nombre de este malestar de los ciudadanos, motivado por una crisis económica que se negó hasta la saciedad,  y que, cuando se reconoció, se trató con paños calientes en vez de con medidas contundentes, es con ese malestar, digo,  con el que juegan algunos, no para defender a los más débiles o necesitados, no, si no para defender su parcela de poder. Luego en nombre del pueblo, algunos solo piensan en lo extrictamente suyo. Se envuelven en la bandera de los ciudadanos para defender solo sus asuntos, no los de los ciudadanos, una manera moderna del viejo dicho del poder absoluto: todo para el pueblo....pero sin el pueblo. Y hay algunos ejemplos que clarifican estas líneas previas. 

  En Cataluña, el Sr. Mas, agobiado por la desastrosa gestión de su partido en el Gobierno de la Generalitat, tapa su incapacidad arropándose con la bandera del independentismo, o el Sr. Rosell, Presidente del Barcelona, tapa su escaso carisma en ese club de futbol diciendo que en Barcelona es el espíritu de ese sentimiento. Lo que no dicen es que ni el Sr. Mas quiere la independencia, si no solo dinero y que el Sr. Rosell no quiere dejar de jugar en la Liga Española, en vez de en la francesa, por ejemplo.

   Otro que se arropa con la bandera de las ciudadanos y en su nombre, el Alcalde de Orense, se niega a dimitir, a pesar de que se lo exigen sus socios de gobierno...en nombre de los ciudadanos. O sea, que según él, prefieren esos ciudadanos que el Alcalde, el Jefe de la Policía Local, y algunos más de ese Ayuntamiento sigan haciendo de las suyas...en nombre de los ciudadanos, aunque estén detenidos e imputados hasta las cejas por la Operación POKEMON. Natural...

  Algunos se visten con el traje de la ciudadanía cuando se les investigan las cuentas. El Sr. Griñán atribuye los ERE a una confabulación creada por el PP contra él, contra el PSOE-A,  y, lógicamente, contra Andalucía. Pero ¿quién lo organizó?¿solo, por arte de magia?¿quienes miraron para otro lado?¿quienes se beneficiaron de los 1.700 Millones de Euros defraudados?¿los ciudadanos o solo algunos privilegiados, cargos o miembros del PSOE u de la UGT?. Luego en nombre de esa ciudadanía que como traje usan para defenderse, lo que los ciudadanos que viven por esas tierras andaluzas quieren es que se siga con los ERE, defraudando a todos, ¿verdad?. Luego ¿para que investigarlos?. Los ciudadanos, según ellos, pasan de ese asunto.

  Pero no solo son personas. También son partidos, sindicatos y ciertos colectivos. IU, ansiosa de coger un poder que no tiene por que los ciudadanos no se lo dimos, tensa la cuerda con algaradas callejeras organizadas por ellos. El caso de Sánchez Gordillo, el asalta-mercados, es clarificador. O el de los sindicatos, capaces de organizar en Madrid un sinnúmero de manifestaciones, en nombre de la ciudadanía, causando un sin fin de molestias a los ciudadanos en lo que al caos urbano se refiere.  Pero lo hacen para defender sus privilegios en forma de ingresos de dinero público, poder político y liberados sindicales. ¿Seguro que los ciudadanos, en caso de un Referendum, no aprobaríamos la eliminación de todas las subvenciones a Partidos, patronales, y sindicatos?. ¡¡¡Dios no lo quiera!!!, dicen ellos, ¡vaya a ser que los ciudadanos hablemos y no es que se les recorten las subvenciones y privilegios, si no que se les elimine por ineficaces a ellos!. 

  Y en lo tocante a ciertas Instituciones, lo más grotesco es la actitud de ciertos Jueces y Fiscales. Si el Poder Judicial es el único de los Poderes del Estado que NO ES ELEGIDO POR LOS CIUDADANOS, ¿como se atreven a lanzar un órdago al Gobierno y al Poder Legislativo en modo de huelga?¿seguro que los ciudadanos estamos por la labor de que nuestros asuntos judiciales estén custodiados por irresponsables que, teniendo en sus manos el poder de juzgar nuestras vidas y haciendas, veamos como se alarga hasta el infinito la resolución de los mismos?.  Y todo por que les recortan una paga extraordinaria y se les elimina los coches oficiales y los gastos demasiado liberales que con nuestro dinero hacían algunos. Claro. En nombre de los ciudadanos se les olvido explicar que, como funcionarios, cobran cada mes religiosamente y que, a pesar de sus desafueros, no pueden ser despedidos. Eso lo callan. Y si quieren defender a los ciudadanos, ¿por que no explican cuales son los problemas reales de nuestra Justicia?¿solo es cuestión de aumentar sueldos?¿nada más?. Y es que los ciudadanos, en estas difíciles horas, lo que cada vez tenemos más abiertos son los ojos.

  O los maestros. Todos los problemas de falta de calidad de nuestra Enseñanza, LA QUE ELLOS IMPARTEN por cierto...se deben a los sueldos según ellos. Luego en nombre de los ciudadanos, a protestar. Pero ¿seguro que ELLOS están tan bien formados como los de otros países? Y si es así, ¿como es que cada año, a nivel internacional estamos peor considerados en lo tocante a calidad de la enseñanza que se imparte con nuestros impuestos?¿seguro que son Licenciados superiores y no solo en Pedagogía o Magisterio, si no en Ciencias Naurales, o Exactas o en Ingenierías, por ejemplo?¿Seguro que están capacitados para dar clases de Matemáticas a los que al año siguiente entrarán en la Universidad?. Porque luego, esos mismos alumnos, cuando llegan a 1º de carrera, se encuentran sin las herramientas intelectuales necesarias y las consecuencias  que todos sabemos: una colección de suspensos de antología. Luego mal preparados, resolvemos el problema...aumentando el sueldo a los maestros...y contratando más, en vez de contratar a los especialistas necesarios, ¿verdad?. 


   Y es que así ya estamos viendo que las cosas no se resuelven. Y  menos aún, con más Leyes. Por que lo que se necesita es que de una vez por todas, cada cual CUMPLA con rigor y disciplina la tarea encomendada, y esa tarea no incluye el estar pensando SOLO en el sueldo de cada cual. Luego espabilemos: nos jugamos demasiado

   Saludos cordiales