jueves, 23 de agosto de 2012

La Comisión de los ERE y la caída del PSOE.

   Ya estamos metidos en faena con los ERE dichosos. Preferí esperar algo a ver como se desenvolvía  esta Comisión para que la indignación no nublara mis pensamientos. Y tal y como se preveía, su desarrollo está causando espanto a propios y extraños. No podía ser de otra manera.

  Y no podía ser de otra manera por varias razones.

  La primera, POR LA CUANTÍA  de lo presuntamente defraudado: del orden de  1.700 Millones de Euros, cantidad estimada por la Juez Alaya. Y ya de por sí, esa cantidad es suficiente como para que haya que llevarse las manos a la cabeza. Se trata del mayor escándalo de presunta malversación de los caudales públicos de la historia de las Autonomías. Todo un récord que solo se podía dar en esta tierra andaluza.

 La segunda razón, POR EL TIEMPO DE DURACIÓN de esta miseria: estamos hablando de expedientes que comienzan a tramitarse hace DIEZ AÑOS. Luego rancio si es el asunto. Y fermentado hasta el hedor.

  La tercera razón, es EL MÉTODO EMPLEADO: sofisticado, elaborado y perfectamente adaptado para burlar todos los controles que en un estado de derecho debieran existir. Es más: si había que alterar el procedimiento administrativo para poder llevarlos a cabo, se sorteaba con dos fines claros: el que se efectuasen esas transferencias a los "beneficiarios", y que, además, dejase el menor rastro posible. Y si para ello era necesario el destruir documentación, se destruían o se perdían en los traslados, palabras textuales de cierto responsable de esta trama, lo cual da una idea de la consciencia que todos los presuntos implicados en este asunto tenían de lo que se llevaban entre manos y demasiados, a manos llenas.

 La cuarta razón es más grave aún: esa  LA PERVIVENCIA en el tiempo y el DESTINO de esas ayudas mal empleadas denotan el grado de perversión del sistema. Era lugar común para los iniciados el saber que ese maná prohibido para todos, NO LO ERA PARA ELLOS, por el mero hecho de estar o ser del PSOE y estar bien relacionados con las esferas del poder socialista. Y estaban en ese fétido asunto no solo los llamados a declarar. Estaban, además, sindicalistas, empresarios, y gentes de mal vivir, esos que vemos llegar ahora con la cara tapada ante la Juez Alaya, pero que mientras se lo llevaban "calentito", no solo iban con la cara descubierta, si no, además, sonrientes, como los truinfadores.

  Y la última razón es que se demuestra hasta que punto un partido político prostituyó el sistema en su beneficio, considerando esta tierra como cortijo propio y sus desafueros para con los ciudadanos, su razón de ser. Todo un entramado de poder al servicio de una siglas y con el conocimiento expreso y activo de sus máximos dirigentes. Pero no solo los de Andalucía, no seamos ingenuos, entre otras razones por que Chaves, por ejemplo,  el Presidente de la Junta cuando se inicia esta práctica, es el PRESIDENTE del PSOE, y forma parte del PSOE histórico, miembro perpetuo de su Ejecutiva Federal, si no que,  dado el peso de Andalucía en las estructuras federales del PSOE, con el consentimiento tácito de los de Madrid, en la calle Ferraz. Si no, no es posible que hubiese sobrevivido tanto tiempo. No en vano impidieron en hasta en DIEZ OCASIONES la constitución de esta Comisión.

  Y si algo a solicitado alguien del PSOE en ella es que no se permita la investigación de la financiacíon del PSOE de Andalucía, como la Diputada del PSOE Antonia Moro, miembro de esa Comisión hace cada día. Terror tienen a que se vea todo. Y se verá, sin duda. Es más: ya lo estamos viendo. Demasiados disparates como para poder permanecer inmunes y ajenos a los ojos escrutadores de la Justicia, los órganos de intervención del Estado y la mirada crítica de los ciudadanos. Pero para protestar por las preguntas que el PP hace, todo son esfuerzos, ímprobos, pero inútiles por parte del PSOE: el PP preguntará. Y el PP tiene demasiada información como para poder acallarlo. Luego no soltarán la presa nunca. Y hacen bien.

  ¿Y a que asistimos en esta Comisión de investigación?. Asistimos a los silencios culposos de los que IMPUTADOS y con fianzas millonarias, AÚN ESTANDO EN LA CALLE, callan.Y sus alegaciones, si las hacen,  no dejan de ser, aparte de histriónicas, esperpénticas, dignas de la peor de las novelas negras. Hablan de que callan para "defender su imagen", o para "no entorpecer su defensa" ante la Justicia. Pero ¿callan por ese motivo o por que creen que solo así ganan tiempo?.


   Y no se dan cuenta de que ese tiempo se acabó. Y está acabando con las ganas que IU pueda tener de tragar sapos con esta emponzoñada carroña a la que asistimos en directo, para oír solo silencios o estupideces. Hasta el punto de que hoy alguien de IU, la Diputada Doblas, ha tenido que decir en esa Comisión de Investigación a cierto compareciente que  Andalucía tiene ya muy poco aguante con este asunto. Negras tiene que ver las cosas IU para empezar a estar nerviosos. Y motivos tienen.

 Pero más negras las verá IU con un nuevo aderezo en esta cloaca: el otorgamiento de QUINCE MILLONES DE EUROS a una Fundación que YA NO EXISTE. Otra prueba más a añadir al aguante de el del BUTANO, Diego Valderas, Vice-Presidente de la Junta. ¿Como explicará este nuevo huevo podrido a sus bases?¿cuando presente los Presupuestos de los recortes a que se verá obligado, diga lo que diga ahora?. Compleja situación la suya. Y bien merecido se lo tiene por su afan de protagonismo y sus ánsias de poder: ese es el precio a pagar cuando se entra tarde, mal y conchabados con los que tienen demasiada corrupción que tapar. Les contamina inexorablemente cada día que convivan con ella.

  Si. El 3 de Agosto del 2012, el Sr. Griñán  concede una ayuda de 15 Millones de Euros para acabar la Sede de una Fundación QUE NO EXISTE. Se trata de FIBIC, acrónimo de Fundación Instituto de Innovación para el Bienestar Ciudadano. Lo malo es que FIBIC dejó de existir en Junio del 2010. Luego si ese dinero va destinado a finalizar la Sede de algo que ya no existe, ¿se podrá decir que es la mayor tomadura de pelo posible?. Pero, además, se da toda la carga de razón a los que pensamos que es un método más para intentar distraer dinero de la Administración, luego dinero público, de nuestros bolsillos, para financiar lo innombrable. Por que acabar un edificio sin que tenga contenido y teniendo que recortar en 3.500 Millones de Euros adicionales los Presupuestos de la Junta, es decirnos lisa y llanamente a los que vivimos en Andalucía que SOMOS IMBÉCILES.

  Y no estamos dispuestos a ello.

  Saludos cordiales.