miércoles, 11 de julio de 2012

¡¡¡¡Queremos otras medidas, Sr. Presidente!!!

   El Presidente del Gobierno anunció una nueva tanda de medidas destinadas a reconducir la desastrosa herencia recibida. Son medidas duras, poco agradables de tomar para cualquier político que se precie, y menos, para ese tipo de político que esté pendiente de las encuestas. Malos tiempos para ese tipo de personas. 

   Y hay de todo, como en la viña del señor. Y entramos en materia

  Si hay algo que los ciudadanos ya no estamos dispuestos tolerar por más tiempo es que esos ajustes se queden solo en la superficie del problema. Ya hemos dado todo lo posible. Ya no hay capacidad de apretarse más el cinturón. 

   Me explico: si subimos el IVA, las cosas se encarecen. Me parece muy bien que con la inflación controlada, lo que en términos macroeconómicos significa que  se podrá recaudar más sin poner en riesgo esa "bicha". Pero es que esa inflación controlada se debe a la depresión de la demanda, esto es POR QUE NO HAY UN EURO en las carteras de los ciudadanos, lo que nos empobrece a todos más, se compra menos, se rebajan las ventas (contracción de la demanda) y se adormece la escasa economía que nos queda (la exangüe renta neta disponible). Y  no olvidemos que hace más atractivo el comercio en régimen de ocultación fiscal, esto es, favorece la economía sumergida.

   Pero si a esto le añadimos la eliminación de la deducción por vivienda, la eliminación de una paga extra a los funcionarios y al recorte de las bonificaciones por contrataciones laborales, estaremos poniendo más piedras en el camino. Eso lo ve hasta un ciego: o favorecemos la contratación, luego creamos empleo, y, de esta manera, aumentamos la capacidad de consumo de los ciudadanos a través de sus salarios, o no salimos de esta. Así de claro. 

   Y no dudo de que a corto plazo, para aplacar a los mercados a corto plazo sean necesarias estas medidas. Pero, ¿seguro que son las más adecuadas a largo plazo?

   Y es aquí donde estalla la indignación de los ciudadanos. Veamos. 

   ¿Es posible que con la que está cayendo, las radio-televisiones públicas de toda índole NOS CUESTEN este año la friolera de 2.300 Millones de Euros?: NO. ¿A que esperan las Comunidades gobernadas por nuestro partido para dar ejemplo y CERRARLAS el tirón?. Y si algo se ha hecho, POCO, ¿a que esperan los "genios" desastrosos de la comunicación del PP para  exponerlo a la opinión pública.

   ¿Es posible que sigamos con esa pléyade de embajadas y gastos suntuarios absolutamente incompatibles con las calamidades que está pasando nuestro pueblo?: NO. Que den ejemplo las Comunidades del PP, las nuestras. ¿Otra gracia de esos pésimos comunicadores?

   ¿Es posible que, sabiendo TODOS que el MONSTRUO AUTONÓMICO no es sostenible, no demos ejemplo en las Comunidades del PP ELIMINANDO a martillazos la pléyade de empresas publicas que corroen las finanzas públicas?. NO. Se predica con el ejemplo y lo demás, brindis al sol. Y ya estamos cansados de ellos.

  ¿Es suficiente con eliminar el 30% de los Concejales de los Ayuntamientos?. NO. Lo que sobran son Ayuntamientos, lo que sobran son esos parlamentos en miniatura que solo sirven para que demasiados vagos cobren por no hacer nada. Luego demos ejemplo y concentremos ,YA, Municipios, de manera que en la próximas Elecciones Municipales, el número de Municipios y, en consecuencia de cargos públicos elegibles se reduzca de una manera asombrosa. Y que ELIMINEN esa empresas públicas municipales que son otro coladero para ineptos, ¿o es que acaso sirven para algo más?. Y que no nos digan que no es buen momento en los mercados para la venta de las mismas: peor es para nuestros bolsillos el tolerarlas.

   Y me parece muy bien que se racionalice la gestión de los Municipios para que solo atiendan aquellas actividades propias, renunciando a las que les son sobrevenidas. Pero ¿PARA CUANDO esa reordenación de las competencia de las Autonomías, verdadero cáncer de España?. Y ya no queremos que se nos diga que está en estudio, no. Queremos que se le ponga fecha. Italia los eliminó se un plumazo, reduciéndolos de manera muy significativa. ¿Porque extraordinaria razón aquí no podemos hacer lo mismo?. Que nos lo expliquen. Y rápido.

   Y así, podríamos seguir, Sr. Presidente. Solo hablo por mí, pero, ¿escuchó la opinión de los ciudadanos?¿comprende hasta donde llega nuestra desesperación?. Y lo malo es que la cuerda ya está demasiado tensa. 

   Se que, como hombre razonable, Vd. Sr. Rajoy adopta lo que, tras debatirlo con los mejores expertos, cree más justo y eficaz. No dudo de su buena intención y, menos aún de la terrible herencia recibida. Y, para agravar aún más las cosas, los mercados están forrándose especulando en contra de España sin tener razones objetivas para ello. Pero no olvide de que toda cuerda tiene un comienzo...pero también un final. Y si se tensa demasiado, se rompe. 

   Saludos cordiales.