martes, 24 de julio de 2012

España y el Euro: la hora de la verdad

  
   Bien Ahora que todos estamos sensibilizados con los problemas de la Prima de Riesgo, ahora que todos hablan de la integración europea, cuando el Euro parece una discoteca, pues algunos quieren entrar y otros que están dentro, quieren salir...pero dentro de esa zona Euro hay música y agitada, tal vez convenga hacer alguna observación. Se trata, naturalmente de opiniones, de la mía en particular, luego poco trascendente. Pero es mi opinión. 

   Veamos. Cuando en el año 1993 se firma el Tratado de la Unión, con el objetivo de dejar de ser solo un Mercado Común y conformar ese embrión de lo que debería ser una unión política seria, acordamos una serie de mecanismos que la hicieran posible, entre otros, el Euro, el espacio Schengen, el Banco Central Europeo, B.C.E, y potenciar el Parlamento Europeo. 


. De entre esas tareas, que luego se fueron aumentando, unas dieron resultado, tal como el Parlamento Europeo, con cada vez, y afortunadamente, más poder, Schengen, que permite la movilidad de personas sin trabas, Europol, y otras resultaron inoperantes, con parálisis, como en el caso del B.C.E, o de la Política Exterior Común, auténtico fracaso presidido por , ¡como no!, una inglesa, Lady Ashton, de la cual poco se sabe excepto tres cosas: que no se lo esperaba, que no se sabe a que se dedica y que como buena socialista, le "cayó" el cargo sin saber para qué. Dicen las malas lenguas que como británica...para ralentizar, si no desprestigiar la Institución, vaya a ser que esta diese resultados...y es que en Bruselas hay demasiada gente malpensada, ¿verdad?. 

   Pero si algo se ha llevado la palma en cuanto a inoperancia, ese es el B.C.E, el Banco Central de Europa. Y es que las dudas, los recelos, los atisbos de soberanía al margen de ese proyecto común que es Europa, mutilaron sus competencias. Si a una moneda única, si a la ortodoxía financiera, si a la supresión de ventajas nacionales a la hora de jugar con la política cambiaria, las devaluaciones que tanto se usaron en sus tiempos para estimular economías y mayor control de la inflación. Bien. Sello alemán, como el Mercedes. 

   Pero como el Mercedes, signo de calidad, gasta demasiado, cuesta mucho y las averías te arruinan. Demasiados botones pero muchos sin sentido en el cochecito. Y lo estamos pagando. 

   ¿Cual es ese pago?. Pues que a la hora de afrontar esa convulsión de los mercados, resulta que ese coche hecho a imagen y semejanza del Bundesbank, el Banco Central Alemán, guardián independiente de la ortodoxia monetaria y coco de la inflación....resulta que no tiene capacidad de actuación en esta crisis. No es un Banco EMISOR, esto es, no puede crear moneda, y no puede intervenir en los mercados primarios de deuda, o lo que es lo mismo, es el bombero que, cuando PUEDA ir a apagar el incendio,...irá con una fregona, no con la manguera. Carece de competencias definidas y no está muy claro ante quienes deben dar cuentas de su gestión: ¿ante Merkel primero o ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo?...¿ante la Comisión Europea o ante el Consejo?. Y si lo preside un italiano, la fregona, seguro que está mal diseñada. Así es Italia. 

    Y ¿el precio a pagar por este fallo de diseño del B.C.E.?...LA IMPOSIBILIDAD de actuar con rotundidad, firmeza y premura ante el intento de demasiados, dolar y otros entre ellos, de acabar con el Euro. 

   Pero siendo eso malo, peor aún es el hecho de que ha generado demasiadas insolidaridades. Si Alemania y economías satélites, como Holanda,  y Austria, por ejemplo, veían desde la barrera el incendio que asolaba a los P.I.G.S., los malos, los "cerdos"  y vagos del Sur, término que aparte de no aceptarlo me sugiere una réplica que no diré, por respeto a quien lea esta líneas...pero que es un "lindeza" análoga que por delicadeza a quién lea estas líneas no diré...pero es sonora...¡¡vaya que si lo es!!...resulta que empiezan a ver que ese toro  de los problemas monetarios quiere saltarse la barrera. ¿Por que lo digo?. por que esas Agencias de Calificación ya anuncian que Alemania puede perder la preciada TRIPLE A, o lo que es lo mismo, lo que tenía España hace demasiado poco tiempo y que Zapatero de la mano del PSOE dilapidó. Luego motivo de preocupación para ellos. Y detrás de Alemania, van sus satélites...pero de cabeza.

  Y por otro lado, Francia, altiva pero con demasiados problemas como siempre, haciendo política. Pero la economía entiende relativamente poco de ella. Y pronto comenzarán las tensiones monetarias allí. Un ejemplo nos lo da el grupo automovilístico PSA-Citröen: por costes demasiado altos cerrarán una planta entera...en FRANCIA, con 8.000 trabajadores a la calle. Por cierto, este P.I.G.S. que es España, tiene en Vigo la planta MÁS productiva de ese grupo. Curioso, ¿verdad?. Somos malos, dicen para unas cosas pero muy buenos para otras.Entre otras, para pagar. Esto  no es Italia ni tenemos nada que ver con Grecia.

   Y junto al diseño operativo defectuoso del B.C.E., ADEMAS, se une la lentitud a la hora de tomar medidas, junto con las exigencias estrambóticas de pequeños estados que como Finlandia,que exigen garantías bilaterales extras para las ayudas para la Recacapitalización de la Banca española. ¿Garantías extra?. Interesante.

  Pues bien. Ante este panorama, cuando España está haciendo lo humanamente imposible para resolver no la herencia recibida, no, EL ROBO DE NUESTRO FUTURO recibido de las manos de ese insolvente y calamidad que fue Zapatero y el PSOE, cuando ya no es posible apretarse más el cinturón, ¿podemos permitir que Europa nos VACILE?. NO. Y menos cuando los rigurosos censores de las cuentas, Alemania y Francia entre ellos, NO CUMPLIERON CON ELLAS durante demasiados años,  cuando sus Bancos están inmersos en escándalos de corrupción sin precedentes a la hora de manipular los tipos de interés de referencia, como el EURIBOR, amén de haber sido RESCATADOS con nocturnidad, alevosía...y total OSCURANTISMO.


   No podemos permitirlo. Luego, aún sabiendo que el Euro es el futuro, que salir de él es un suicidio, que implica  el pertenecer a él el ser serios y rigurosos con las cuentas públicas, a pesar de que el Euro supone eliminar esas devaluaciones para lograr competitividades ficticias, A PESAR DE ELLO, creo que es el momento de lanzar el ÓRDAGO a EUROPA: o espabilan y se agilizan las ayudas y se comienza a comprar deuda soberana de los países Euro en problemas...o lo hacemos saltar por los aires, lo cual supondría un cataclismo sin parangón a escala planetaria. 

   Y ya se que perderíamos. Pero, ¿seríamos los que más lo harían?. Los mayores acreedores son precisamente los que tantas pegas ponen. Luego metámosles en miedo en el cuerpo, pero de verdad. Y veremos como espabilan. 

   Es cierto que hay países que no debieron entrar en esta moneda, como Grecia. Bien. QUE SALGAN de ella y de la UE. No pasa nada. Mejor pocos y bien coordinados que muchos en un gallinero. Pero ¿se atreverán a dejar caer a España?. NO. Luego vendría con extraordinaria rapidez, Italia, Francia...y la propia Alemania. 

   Aparte de ese miedo en el cuerpo, esos países deben tener claro que las ayudas que prestaron para la edificación de Europa bien que las cobraron en exportaciones, en el aumento del comercio, en sus Balanzas Comerciales. ¿Se atreverán a volver a la Europa de los aranceles?. Lo dudo. 

   Y es que no es la moral o la ética, que en estas lides se reflejan en la carencia de figuras netamente europeístas de calado, como Helmut Kohl, como Jacques Delors, e incluso, en sus buenos momentos, pocos la verdad, Felipe González. No. en su lugar, hay burócratas, se carece de esa idea y de ese ideal de EUROPA. Demasiado gris todo. 

   Y para decirlo todo. ¿recordamos que la europeísta Francia y la pequeña Holanda no ratificaron en Referendum aquella Constitución Europea que se aprobó en el 2001 como consecuencia del Tratado de Niza y que aprobado en referendum por todos menos ellos, hubiese supuesto la creación de los Estados unidos de Europa?. Las pequeñeces, las miserias nacionales de algunos nos llevaron al remedo de Lisboa. Y como todo lo inconcluso o mal parido, estamos padeciéndolo.

  Luego quizás sea el momento de plantarse y con firmeza. 

  Saludos cordiales 



No hay comentarios:

Publicar un comentario