miércoles, 4 de julio de 2012

AMNISTÍA FISCAL

Parece que alguno se empecinan en no querer ver las cosas. Y en estos momentos eso es un dislate.
   Veamos: todos sabemos a ciencia cierta que ha habido, hay y habrá siempre dinero negro. Y que ese dinero, por definición, NO TRIBUTA a HACIENDA. Luego a efectos de ingresos del Estado, no existe.




   Pero, además, y esto es lo peor, ese dinero, crea una competencia desleal. Me explico. A la hora de comprar algo o vender algo, si es en "negro",  tiene ese algo un margen comercial equivalente al I.V.A., aparte de las rebajas, ya que es PRONTO PAGO, y, en situaciones de extrema falta de liquidez, ese capital es, además CAPITAL BUITRE: solo quiere despojos, exquisitos, a precio de saldo. Luego es la segunda distorsión.
   Pero hay una tercera: ese dinero negro, muchas veces se usa para operar desde entidades allende nuestras fronteras, para invertir en Bolsa, bajo distintos disfraces, en contra de empresas españolas, lo que se llaman operaciones a la baja.
  Luego, ese dinero, en vez de tributar, de crear riqueza, a cambio de una sanción del 10% de la cuantía de lo no declarado, y, de esa manera, ayudar a estas maltrechas finanzas, lo tenemos rindiendo el ¿30%? EN CONTRA de nuestros intereses. Luego, ¡¡¡menudo negocio hacemos dejándolo que siga en "negro"!!!
   Se alega que se crean injusticias, al estar uno con las sanciones tributarias y otros, se van de "rositas". Ciertamente es un asunto delicado. Y requerirá de una detenida reflexión y las correspondientes medidas compensatorias. Pero el problema seguirá ahí, de modo que o afloramos ese dinero, o seguirá creciendo y creciendo a costa de todos nosotros.
  Estas líneas vienen a cuento del rasgarse las vestiduras que el PSOE e IU hacen de este asunto. Cuando estuvieron en el Gobierno, aparte de los ERE en Andalucía y arruinar España DOS veces en VEINTE años, aparte de destrozar todas las Instituciones de un Estado serio, ¿que hicieron para acabar o mitigar, al menos, este problema?. Yo os lo diré: lo de siempre, o lo que es lo mismo. NADA en ABSOLUTO. Así que ¿será posible que, por una vez, seamos inteligentes con este problema y lo enfoquemos con astucia?. Nos va demasiado en ello.
   Saludos cordiales.